domingo, 18 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Hemeroteca

Los perfiles más demandados de 2018

02 de enero de 2018. 09:00h
  • Los perfiles más demandados de 2018

En un entorno cambiante donde los avances tecnológicos están modificando las rutinas de trabajo y la especialización se ha convertido en una máxima a la orden del día, conocer las cualidades que demanda una compañía puede llegar a convertirse en una tarea cuanto menos ardua. Factores como la irrupción de la economía colaborativa, la externalización de servicios o el trabajo por proyectos, dibujan un nuevo escenario donde el talento se ha convertido en la clave principal de la competitividad de las empresas. Un perfil multidisciplinar, con gran polivalencia, capacidad analítica y orientación a resultados, así como la proactividad son algunas de las características que más se valoran dentro del mercado laboral, independientemente del tipo de sector. A ello, se suma el conocimiento de otras lenguas, que ya constituye una condición obligatoria para el personal más cualificado. En este sentido, la mayoría de las organizaciones apuestan por atraer y retener el mejor talento posible, especialmente en el sector tecnológico que, pese a ser uno de los mayores demandantes de empleo, no siempre cuenta con la oferta necesaria. El XIII 'Los + Buscados de Spring Professional 2018', muestra que materias como la inteligencia artificial, la ciberseguridad o el tratamiento de los datos ocupan una posición "crítica" y esencial en cualquier estrategia de negocio. Aquí una lista con los sectores que la consultora de selección de Adecco augura que serán los que concentrarán mayor oferta y que no siempre coinciden con los que reciben mejor remuneración. SECTOR TELCO La profesión más reclamada en este sector es el ingeniero de preventa de soluciones telco. Se trata de una figura bastante difícil de conseguir ya que requiere de una potente base técnica y que, a su vez, hayan desarrollado habilidades comerciales para el proceso de venta del producto específico. Va dirigido a licenciados o graduados en Ingeniería Técnica Superior en Telecomunicaciones e Informática y su retribución asciende a 45.000 euros brutos anuales más un porcentaje que varía en función de su experiencia. Sin embargo, el mejor pagado es el experto en seguridad IT y datos de la información. La protección de estos datos para evitar ser hackeados, así como la detención de vulnerabilidades en estos sistemas, han desembocado no sólo en la necesidad de que este perfil exista en las estructuras de las grandes y pequeñas compañías, sino que además sus incorporaciones son críticas. Su formación es muy similar a la anterior, pero en este caso, la banda salarial asciende hasta una horquilla de entre 60.000 y 90.000 euros brutos anuales. SECTOR IT Para este ámbito, el informe asegura que la profesión por excelencia este 2018 será la del Fullstack Developer, un programador capaz de realizar tanto lo referente al 'back-end' como al 'front- end'. Interviene en todas las fases de desarrollo que componen un proyecto y por ello, es tan valorado. La formación más común es la titulación universitaria o el título de Formación Profesional de Grado Superior en Desarrollo de Aplicaciones Web. Se solicita experiencia previa que oscila entre los tres y los cinco años y su salario medio oscila entre los 33.000 y los 38.000 euros brutos anuales. Una cuantía que puede ascender hasta los 80.000 euros entre los Big Data Architect, el más cotizado del sector. Su trabajo se encuentra relacionado con la evolución de la plataforma de datos, el desarrollo de soluciones de Advanced Analytics  y la puesta en marcha de modelos predictivos basados en machine learning, entre otras funciones. COMERCIAL Actualmente, uno de los puestos más demandados a nivel nacional, pero también internacional, es sin duda, la figura del Key Account Manager. Tiene la responsabilidad de gestionar las cuentas claves de la empresa, es decir, aquellas que generan más del 70% de la facturación de la empresa o que son consideradas estratégicas por otros motivos como el posicionamiento o la imagen de marca. El KAM es por tanto un rol clave en el crecimiento y desarrollo del negocio de una compañía, responsable de manejar las cuentas de los clientes más importantes y capaz de construir y mantener una relación sólida con ellos, siendo el principal punto de contacto para todos los asuntos clave, anticipando sus necesidades, trabajando dentro de la empresa para garantizar que se cumplan los plazos y ayudando a conseguir el éxito. Para desempeñar este puesto se piden licenciados en Dirección de Empresas y al menos cuatro años de experiencia en el sector. En el lado de la retribución, el más cotizado es el Export Area Manager. Su trabajo consiste en planificar, programar y controlar las acciones comerciales orientadas al mercado internacional, responsabilizándose de las ventas internacionales acordadas con la Dirección, por lo que el conocimiento de varios idiomas es fundamental. Su salario se encuentra entre los 45.000 y los 60.000 euros brutos anuales, más un porcentaje ligado a beneficios. Son demandados por empresas del sector industrial donde el mercado internacional supone más de un 30% de su facturación, sobre todo en aquellos con mayor movimiento internacional como pueden ser empresas fabricantes de bienes de equipo, así como de componentes industriales. MARKETING Las estadísticas apuntan que para el próximo año los perfiles del área Marketing van a continuar en una creciente demanda por parte de las empresas. Esto es así debido al peso que está experimentando el Marketing Digital, gracias a todos los e-commerce que se están desarrollando y posicionando en un mercado cada vez más competitivo. De hecho, gran parte de los presupuestos para reclutar y atraer talento está enfocado a esta área. En este contexto, donde juega un papel relevante el Chief  Digital Officer, cuya tarea consiste en convertir lo analógico en digital y para ello utiliza las nuevas tecnologías, las bases de datos de la compañía y las herramientas digitales que ofrece el mercado. Aparte de ser considerado el experto en el área digital de manera interna, debe tener expertise en el área de gerencia, ya que será el líder dentro de este departamento. Precisa de titulación universitaria y máster en Marketing Digital y pueden llegar a cobrar 100.000 euros. Por su parte, el Head of Programmatic Trader es el responsable de la compra programática, un sistema de compra de impresiones de publicidad de manera automatizada que implica aprovechar la potencia de los algoritmos de las plataformas DSP (Demand Side Platform) para acceder de forma simultánea y en tiempo real a inventarios globales con cientos de miles de opciones publicitarias por segundo que se ajustan a lo que esté buscando cada anunciante. Su sueldo puede alcanzar los 130.000 euros brutos anuales, más otra cantidad ligada a objetivos. INGENIERÍA E INDUSTRIA Hoy en día, la sociedad y los consumidores de productos y servicios demandan mayores exigencias de calidad. Es por ello que el perfil de Ingeniero especializado en aseguramiento de calidad ha ido adquiriendo mayor importancia siendo a día de hoy un profesional imprescindible en todos los sectores de actividad que abarcan desde la automoción, metalurgia o industria auxiliar. En Ingeniería e Industria es particularmente importante debido a los altos niveles de exigencia en esta materia que existen, siendo obligatorio el uso de normas y estándares de calidad (ISO 9.001) y otras normativas de calidad específicas de cada sector. Las empresas demandan un ingeniero especializado en calidad con un conocimiento específico y riguroso del sector de actividad con el objetivo de que puedan realizar las labores de aseguramiento de las normas y los estándares en todas las fases del proceso productivo. Aunque la horquilla salarial varía en función del sector y la compañía, el Plant Manager se consolida como el mejor pagado. Hasta 80.000 euros anuales. La persona que ocupa este cargo se encarga básicamente de controlar la cuenta de resultados en base al presupuesto estipulado, así como de establecer los objetivos de los departamentos que componen el área de operaciones y hacer seguimiento de los mismos. Lo suelen ocupar titulados en ingeniería industrial y con un MBA o máster de gestión.