hemeroteca

The Children's Investment Fund, ¿quién es el tercer accionista de Aena?

16 DE octubre DE 2014. 09:00H Dirigentes

img_DD2420_0_DD2420_MG368924.jpg

La privatización de Aena sigue su camino y este martes se conocieron quienes serán los tres accionistas que formen el grupo estable del accionariado. Ferrovial y la familia March estaban dentro de las quinielas para entrar en esta operación, pero junto a ellos se ha situado el fondo The Children's Investment Found.  El tercer accionista de referencia contará con un 6,5% de acciones al igual que Ferrovial. En su caso el precio máximo ofrecido ha sido de 51,6 euros sin prima por acción sobre el precio de la OPV.

Mientras que Ferrovial y la familia March son actores conocidos en el panorama económico español, ¿quién está detrás de este fondo? El fondo que entrará en el accionariado de Aena fue fundado en 2003 por el filántropo británico Chris Hohn. Este hedge fund estaba íntimamente ligado a The Children's Investment Fund Foundation. Así, gran parte de los beneficios que se obtenía el fondo estaban destinados a subvencionar proyectos de lucha contra la pobreza infantil. Si Chris Hohn es quien gestiona el fondo, su contraparte en la fundación era su mujer Jamie Cooper-Hohn. Todo podría haber seguido así, si a comienzos de verano no hubieran anunciado su separación.  

Con el divorcio de la pareja ha llegado también la ruptura entre el fondo y la fundación. Cada miembro del matrimonio se ha quedado con su parte y ya no existe un contrato legal que obligue al fondo a invertir en las causas de la fundación, aunque puede hacerlo si quiere. Atrás quedaron los tiempos en los que este matrimonio era puesto como ejemplo filantrópico por el presidente de Estados Unidos. "El matrimonio entre negocios y filantropía que se encuentra en el corazón del Children's Investment Fund y su fundación se muestra como una gran herramienta para tener grandes efectos en el mundo en desarrollo", decía el expresidente de EEUU en una conferencia en 2006.

Sus inversiones

Aunque la separación de fundación y fondo se ha hecho ahora coincidiendo con la separación del matrimonio, algunos medios estadounidenses apuntaban que este cambio se puso en marcha en 2012. Así las cosas, el TCI es ahora igual que otro hedge fund sin esta particular toque de filantropía.

De hecho, aún cuando los beneficios del fondo iban en parte a financiar proyectos de la fundación, las inversiones que realizaba no iban necesariamente hacia aquellas empresas ni más socialmente responsables, ni con un mayor compromiso. Un caso de estudio de la Escuela de negocios de Harvard apunta que el fondo invierte en cualquier sector infravalorado. "Creemos que podemos hacerlo mejor si hacemos más dinero y lo donamos", dice Honh sobre sus inversiones según se cita en este documento de trabajo.

Por tanto no es de extrañar que TCI entre el capital social de Aena por consideralo una inversión que se ajusta sus parámetros. Además, este fondo (ya antes de separarse de la fundación) tiene experiencia en inversiones relacionadas con otras privatizaciones. De esta forma, TCI ha invertido en empresas como Japan Tobacco o Royal Mail. 

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"