jueves, 21 junio 2018
ZONA PREMIUM
Hemeroteca

Uber, un transporte más en el carril bus

12 de febrero de 2018. 09:00h
  • Uber, un transporte más en el carril bus

En un nuevo capítulo de la guerra entre taxis y compañías de alquiler de vehículos con conductor (VTC), la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se ha pronunciado en favor de los VTC. Si hasta ahora existían numerosas diferencias palpables entre taxis y los operadores de VTC como Uber y Cabify, los próximos meses se presentan como claves en el devenir de la competencia entre los dos tipos de servicios. La CNMC da la razón a los VTC en que existen normativas en diferentes ciudades de España donde se da ventaja a los taxis en detrimento de los VTC cuando su actividad es prácticamente similar. De esa forma, la situación podría cambiar hasta que taxis y VTC operen con las mismas ventajas. El regulador publica un informe a petición de un operador de VTC. El operador argumenta que a pesar de las similitudes en algunos aspectos de ambos servicios, se siguen tratando de manera desigual por algunas administraciones locales, en particular en los municipios de Córdoba, Granada, Madrid, Valencia, Palma de Mallorca y Barcelona La denuncia tiene que ver en particular con tres aspectos de los que se beneficia el taxi y a los que los operadores de VTC no tienen acceso. En primer lugar, la utilización del carril bus para circular, cargar y descargar viajeros. En segundo lugar, denuncia que los taxis pueden acceder a zonas de circulación restringida donde los VTC no pueden entrar. Esto significa que disponen de una ventaja considerable, ya que, de entrada, los VTC están fuera del mercado en caso de que los viajeros necesiten llegar a determinadas zonas donde solo pueden acceder taxis. Por último, la reclamación del operador de VTC que menciona la CNMC se refiere al estacionamiento. Los taxis pueden aparcar sin limitaciones a la duración o, tal y como lo formula la CNMC, los taxis se encuentran en desventaja frente al taxi por la “inaplicación de limitaciones a la duración del estacionamiento”. En este caso, por ejemplo en la ciudad de Madrid, sí que están exentos de límites de tiempo, aunque deben permanecer presentes en el vehículo, algo a lo que los conductores de taxi no están obligados. La CNMC afirma que “todo beneficio para la actividad de taxi que no se extienda al VTC sin razones justificadas, podría suponer un límite al ejercicio de esta última actividad”. De esta forma, el regulador da la razón al operador de VTC.