lifestyle

Hogar: ¿Cómo ahorrar en la factura de la luz en inverno?

El suelo es una de las zonas donde se pierde gran parte de calor. Los elementos más aislantes son las tarimas de madera que, además, hacen el hogar más confortable y acogedor.

02 DE diciembre DE 2019. 17:46H Dirigentes

4df4e32a093f0acfd656fcc84ddd6405.jpg

Con la llegada de las bajas temperaturas, los hogares presentan el mayor consumo energético del año. Tanto es así que la media por habitante es de 990 euros anuales siendo el principal componente el gasto en calefacción, que representa casi la mitad de todo el consumo (47%), según datos proporcionados por Nemuru, la primera fintech que origina préstamos online para que los profesionales de las reformas ofrezcan financiación a sus clientes en el punto de venta.

No obstante, una reforma coeficiente del hogar puede llevar a un ahorro de hasta un 30% de media en facturas, lo que supone casi 300€ al año. “La concienciación ecológica de los ciudadanos ligada con la eficiencia energética, así como la búsqueda de un mayor confort en el hogar han hecho que las reformas ecoeficientes se hayan incrementado en los últimos años”, afirma Pere Monràs, CEO y cofundador de Nemuru.

Con el fin de proteger la vivienda y ahorrar lo máximo posible, el hogar podría protegerse de diferentes formas:

Calefacción

El 99% de las casas pueden sufrir pérdidas de calor debido a un aislamiento térmico insuficiente. Una de las medidas a tener en cuenta es el cambio de una caldera tradicional por una caldera de condensación. “Este tipo de sistemas de calefacción ahorran energía y gastan menos -hasta un 30% en la factura de gas- y reducen hasta en un 26% las emisiones de gases contaminantes. El coste de la caldera de condensación es de unos 1.800 euros”, afirma Albert Jané, director técnico de Aquí tu Reforma, red líder de franquicias de reformas y partner de Nemuru.

Techo y tejado

El 30% de la temperatura de la vivienda se pierde por el tejado. Las reformas integrales para mejorar el aislamiento de las viviendas, ya sea en comunidades de vecinos o en casa unifamiliares, implican realizar obras de acondicionamiento en la parte superior de las viviendas. Una manera eficaz de aislar el techo es utilizar capas de diferentes materiales como poliestireno expandido fijados a la cubierta. Por su parte, la lana mineral es otro material útil para aislar los techos, puesto que tiene componentes aislantes acústicos e ignífugos además de ser un material capaz de salvaguardar bien los cambios de temperatura.

Suelos

El suelo es otra de las zonas donde se pierde gran parte de calor. Los elementos más aislantes son las tarimas de madera que, además, hacen el hogar más confortable y acogedor. Otra opción es instalar una calefacción con suelo radiante que reparte el calor de manera eficiente por todo el hogar. Este tipo de calefacción con suelo radiante necesita alcanzar una temperatura de 29 grados, mientras que los radiadores convencionales precisan ser calentados más (65-75 grados), por lo que este sistema permite ahorrar un 20% respecto a otro tipo de técnicas.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"