asia

India será en 2030 la segunda potencia económica del mundo

En solamente 12 años el país asiático podría llegar a un PIB de 66,3 billones dólares y superar a China en población.

11 DE enero DE 2020. 16:54H Stefanie Claudia Müller

c72237260a61b9ca63cd101560a318dd.jpg

Todo el mundo habla de China, pero el gigante a temer quizás es otro: la India aspira a ser en 2030 segunda potencia mundial según su PIB, que podría

alcanzar 46,3 billones de dólares. Ahora llega según datos del Banco Mundial a 10,5 billones de dólares. Además, en 2030 se estima que India superará a China en población, al que tiene una gran ventaja ya: es un país menos rígido a la hora de invertir. Esto se debe a que tampoco tiene todavía tantas empresas de alta

gama y tan grandes como puede tener su vecino asiático. Salvo Tata y Air India casi no se conocen las empresas grandes del país. Por ello, actualmente el país importa mucho más de lo que exporta y atrae inversiones extranjeras importantes, sobre todo relacionado con temas medioambientales. Aunque la banca nacional de la India tenía que corregir varias veces sus expectativas a la baja, el país sigue creciendo más de un 6% anual. Pero es cierto que los ejecutivos del país según Statista están ya más pesimistas con respecto al futuro económico de su país.

Cuidado con los bancos indios: un sistema financiero debilitado

Cierto es, que hay una fuerte dependencia de las importaciones de petróleo aunque tiene reservas propias, igual que por la alta proporción de préstamos morosos en los balances de los bancos, la economía a pesar de su fuerte crecimiento podrá enfrentarse repetidamente a desafíos según un informe de Deutsche Bank. Actualmente la India cuenta con 88 bancos comerciales de los que 28 bancos son del sector público, 29 privados y 31 son bancos extranjeros.

Para fortalecer el sector el Gobierno promueve una consolidación de los bancos estatales. Además, hay 50 entidades que funcionan como “bancos en la sombra”, quiere decir que no están sometidas a las reglas del mercado de banca tradicional entre ellos “Yes”. Estas entidades están ahora bajo especial vigilancia.

A pesar de estos riesgos lo que da mucha esperanza a toda la región es la afinidad que tienen los indios en general a temas de tecnología. En un informe de Deloitte resulta que 74% de los indios se sentirán seguros en coches de conducción autónoma, mientras en Japón son solamente el 59% y en Alemania 47%. El advenimiento de la era digital, y el gran número de gente joven con estudios que habla inglés con fluidez, está transformando gradualmente a la India en un importante destino para subcontratar servicios de atención al cliente y soporte técnico. Y la dependencia de energías fósiles hace que la India se ha convertido en un mercado interesante para inversiones en renovables y toda la innovación que conlleva. Se espera que la producción de energía verde ya suponga en 2030 el 40%. Empresas líderes en el sector como Siemens Gamesa y Acciona se posicionan de manera firme en la India.

Grandes retos ambientales de la India

Pero también la tecnología ambiental estará en el enfoque de los inversores dado los problemas que tiene el país con sus más de 1.300 millones de habitantes que carecen todavía en su mayoría de agua potable. La mayoría de los desechos de los hogares y las empresas se vierten directamente en los ríos y en los lagos. De las 3119 ciudades de la India, tan solo 209 poseen instalaciones para tratar parcialmente el agua. Además, el país sufre el cambio climático y vive este año una gran crisis de agua. Alrededor de 600 millones de personas sufren una escasez de agua extrema. El presidente Ram Nath Kovind ha creado un nuevo ministerio de agua que es un paso crucial para implementar el objetivo de proporcionar agua potable a todos los hogares del país para 2024 – un reto muy ambicioso y un mercado muy interesante para empresas como Acciona o la alemana Kisters, especializada en gestión de agua.

Pero Sheela Levy, economista y abogada india, cree que su país está pasando por cambios cruciales que no solamente tocan lo económico, pero que ayudaran a dar más estabilidad al país en general: “La situación de la mujer en la India todavía es muy preocupante comparado con otros países asiáticos. Pero con la posibilidad de viajar cada vez más las cosas cambiarán. Primero en las grandes ciudades y luego también en las regiones rurales”.

Ella vive actualmente en Mallorca dónde lleva un restaurante de alta gama y su hija trabaja con su marido en la creciente industria de Bollywood que también elija cada vez más España para hacer películas: “Los indios amamos a Europa”, dice Levy que cree que inversores indios aprovecharan en un futuro para invertir más en España: “Sobre todo en el sector turístico y la industria agrícola”. Por el momento según datos del ICEX España importa mucho más de la India (4.004 millones de euros) que exporta (1.330 millones de euros). Entre la mercancía comprada en la India se encuentran sobre todo productos químicos y prendas de textil.

Iturralde: “La bolsa es un juego de pícaros”