inversion

3 grandes fondos se lanzan a la compra de los bonos italianos

UBS Wealth Managemet, Allianz Global Investors y Nomura Asset Management apuestan por la compra de bonos italianos

04 DE octubre DE 2018. 11:10H Irene del Campo

shutterstock-362761607_75802_20181004111455.jpg

Tal y como informa Bloomberg, UBS Wealth Managemet, Allianz Global Investors y Nomura Asset Management, están comprando bonos italianos a 10 años. Según Allianz, el aumento del rendimiento de los bonos italianos es un reflejo del miedo, pero será olvidado dentro de unos meses. “Estos son los momentos exactos en que los inversores pueden invertir y obtener un buen rendimiento a largo plazo”, aseguró Kacper Brzezniak, gerente de la cartera de Allianz.

Lo cierto es que los bonos italianos han subido hasta el 3,46%, el nivel más alto desde marzo de 2014. Aunque, ahora parecen ir corrigiendo la posición después de que el Gobierno lanzase un mensaje de calma a Europa, tras asegurar que buscarían reducir el déficit en 2020 y 2021.

UBS Wealth comenzó una posición sobreponderada esta semana en bonos del gobierno de dos años dado que hay “sólo una muy baja probabilidad” de un default de la deuda dentro de un par de años, de acuerdo con Jefe Oficial de Inversiones Marcos Haefele. Lo cierto es que, el bono a dos años está en el 1,2%, pero ha llegado a estar en el 1,5%.

Sin embargo, no todos los analistas mantienen el mismo optimismo. James Athey, analista de Aberdeen Inversors, asegura que la desviación del déficit es peligrosa y que el crecimiento de la economía italiana se está desacelerando. “Es difícil ver por dónde pueden venir las buenas noticias. Más teniendo en cuenta que la comisión de la Unión Europea ya ha tomado un tono beligerante frente al desafío italiano. Además, se espera que las agencias de calificación rebajen la nota de Italia”, comenta Athey.

Para Nomura, el hecho de que no se hayan contagiado el resto de bonos europeos es un buen síntoma para comprar. “Sin duda se puede aprovechar esta debilidad para comprar”, aseguró.

Hace unos meses, Italia hablaba de emitir una moneda paralela, iniciar un proceso de salida del euro y disparar el objetivo de déficit por más de un 3%. La reacción de desviarse un 2,4%, en lugar de un 2% pronosticado, “no tiene sentido”, aseguró Brzeźniak. “Todo es ruido. Estaría sorprendido si esto siguiera siendo un problema dentro de unos meses”, concluyo el analista.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"