inversion

A medio plazo se puede acentuar la debilidad del dólar

Hans-Jörg Naumer, Global Head of Capital Markets & Thematic Research de Allianz Global Investors, repasa los puntos claves de la inversión de cara a los próximos meses

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Francisco Criado

img-9575_76546_20181005110402.jpg

Hans-Jörg Naumer, Global Head of Capital Markets & Thematic Research de Allianz Global Investors, señala en un profundo análisis las principales claves de la inversión para los próximos meses. En primer lugar, señala la probabilidad de que el mercado alcista de la rente fija esté llegando a su fin. “La «reflación», acompañada del estímulo fiscal del gobierno Trump, y coincidente además con una fase alta de la coyuntura económica, tendrá previsiblemente un efecto adicional de lastre sobre unos mercados de renta fija cuyas valoraciones ya son elevadas.”, explica el analista. Aunque, concluye señalando que los bonos flotantes, emisiones de deuda cuyos rendimientos se adaptan a la evolución de los mercados, pueden ofrecer una alternativa para evitar el riesgo de duración sin renunciar al rendimiento en el segmento de renta fija.

Sobre los bonos en euros, Hans-Jörg Naumer, apuesta por mantener la calma. Hasta verano de 2019, no está previsto que el Banco Central Europeo suba los tipos de interés, por tanto, “Hasta entonces es probable que la deuda pública de la zona del euro se vea respaldada por la política monetaria flexible, aunque las tasas de inflación progresivamente crecientes y la persistente sobrevaloración fundamental podrían lastrarla.”, explica el Global Head of Capital Markets & Thematic Research de Allianz Global Investors. Finalmente, apunta que la tensión con Italia y las negociaciones del Brexit podrían generar una huida hacia “refugios seguros”.

En cuanto a Estados Unidos, el experto apunta a que se puede esperar un mantenimiento de la tendencia alcista cíclica de los rendimientos de la deuda pública estadounidense. “Es probable que a medio plazo se mantenga intacta la tendencia al aplanamiento de la curva de rendimiento estadounidense. El mercado monetario estadounidense todavía no está descontando suficientemente el ciclo de subidas de tipos de interés.”, agrega Naumer.

En cuanto a la deuda corporativa, el analista señala que se vive un tira y afloja entre la inversión ‘investment grade’ y la ‘high yield’ – alto rendimiento. “Las primas de riesgo de los bonos estadounidenses de alto rendimiento («high yield», bonos empresariales de menor solvencia), parecen estar bien respaldadas según los datos actuales fundamentales y del mercado financiero. En cambio, los bonos empresariales de mayor calidad crediticia («investment grade») parecen moderadamente sobrevalorados.”, comenta Hans-Jörg Naumer.

En cuanto al mercado de divisas, el experto cree que a medio plazo se acentuará la debilidad del dólar. “Ya que las valoraciones elevadas y la perspectiva de un creciente «déficit gemelo» (más déficit presupuestario y mayor déficit por cuenta corriente) deberían ejercer una presión a la baja sobre el dólar estadounidense.  A corto plazo, la subida de los tipos de interés por parte de la Fed apunta a una apreciación del dólar estadounidense.”

Las divisas emergentes, por su parte, son catalogadas como “particularmente vulnerables”, sobre todo en los países que se han caracterizado por tener un mercado inmobiliario sobrevalora, un fuerte aumento del endeudamiento privado y la dependencia de capital extranjero. Algo que se ha dado en Turquía.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"