inversion

Al oro y al petróleo les queda potencial para seguir subiendo

El petróleo podría subir hasta los 75 dólares por barril de Brent y el oro dispararse hasta los 1.820 dólares por onza en 2020.

20 DE septiembre DE 2019. 12:56H Patricia Malagón

Tras los ataques con drones a varias instalaciones de la compañía Saudí Aramco el pasado 14 de septiembre, el precio del barril de Brent se disparó un 20% en un solo día, algo no visto por los mercados desde la década de los 80. Con el paso de los días, el precio comenzó a bajar y la tensión se fue deshaciendo. Es más, desde Arabia Saudí creen que recuperarán el mismo nivel de producción que antes del ataque en solo 15 días.

Sin embargo, desde la gestora experta en materias primas Wisdom Tree consideran que el petróleo se encuentra todavía muy lejos de su precio objetivo. “Teniendo en cuenta los riesgos geopolíticos, el precio del petróleo el año pasado que estaba en estas fechas en los 85 dólares y observando la cotización con una mirada más amplia, creemos que el precio del barril de Brent puede subir a los 70-75 dólares durante las próximas semanas”, comentan en el último informe.

Para Philippe Waechter, Chief Economist de Ostrum AM (affiliate de Natixis IM), el petróleo no está viviendo una crisis, “para ello tendríamos que observar subidas constantes de forma diaria”. Por eso, no descarta que, aunque los precios del Brent tienda a subir, se mantenga una cierta estabilidad en el mercado. “Es probable que todo vuelva a la normalidad en cuento Aramco logre recuperar sus instalaciones”, añade.

El oro tiene espacio para subir

No solo el Brent es una materia prima que puede revalorizarse de aquí hasta finales del año, el oro también lo puede hacer. “La evolución relativamente plana del oro el mes pasado, tras un fuerte repunte desde junio, no es en absoluto una señal de que el metal esté perdiendo su brillo. Creemos que los riesgos que han hecho que los inversores miren hacia los activos de refugio históricamente seguros no han cambiado.”, señalan desde Wisdom Tree.

El oro ha pasado en 15 días de los 1.1550 dólares por onza a los 1.504 una caída que se debe a las políticas de los bancos centrales. Tanto el BCE como la Reserva Federal han lanzado una política más agresiva en cuanto a la flexibilización monetaria y esto puede favorecer en el corto plazo a la renta variable. Por eso, el oro ha caído. Existe cierta correlación entre la caída de las bolsas y la subida del oro, cuando estas caen el metal dorado se revaloriza debido a que es visto como un activo refugio.

“Lo que estamos presenciando, en cambio, es que los inversores se vuelven hacia el complejo más amplio de los metales preciosos, no sólo para preservar la riqueza, sino también para obtener beneficios de un repunte de la correlación. Esto ha dado un fuerte impulso a la plata en los últimos meses y más recientemente al platino y al paladio.”, añaden en la gestora.

El metal dorado ha alcanzado este verano máximos de los últimos seis años, pero Widsom Tree considera que en 2020 podría llegar a sus máximos históricos. “En un escenario alternativo, si el posicionamiento especulativo se mantiene en los niveles actuales, los precios podrían alcanzar los 1.820 dólares por onza aproximadamente en el segundo trimestre de 2020”, concluyen.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"