inversion

La incertidumbre sobre el Brexit amenaza la calificación crediticia del Reino Unido

Desde Scope Ratings alertan que es igual de peligroso una salida sin acuerdo de la Unión Europea que una extensión de la incertidumbre.

18 DE marzo DE 2019. 17:11H Dirigentes Digital

brexit-ue-economia_41-136274_20190318171209.jpg

El rating del Reino Unido puede empeorar a medida que pasen los días sin saber qué es lo que ocurrirá con el Brexit y cómo será la salida de la Unión Europea. Desde Scope Ratings, los expertos Dennis Shen y Alvise Lennkh avisan que a medida que las conversaciones se extiendan más allá del 29 de marzo se producirán “implicaciones divergentes en la calificación crediticia para el Reino Unido, Irlanda y la UE.

La agencia de calificación lanza una advertencia clara y es que, la incertidumbre es igual de peligrosa y relevante como un Brexit sin acuerdo. "Discutimos el impacto del Brexit en las perspectivas de los ratings de los tres emisores del sector público más afectados en el universo de calificación de Scope: el propio Reino Unido, Irlanda y la UE", dice Dennis Shen, analista de Scope. "El coste de la incertidumbre por el Brexit seguirá aumentando, lo que afectará especialmente a los ratings del Reino Unido, si las negociaciones se extienden más allá del 29 de marzo, como esperábamos".

En el caso de que se diera un Brexit duro, que parece descartado, se rebajarían las calificaciones crediticias del Reino Unido. "Además, el Brexit debilita la solvencia de la UE, pero los amortiguadores inherentes a la UE hacen improbable una rebaja de sus calificaciones AAA incluso en un escenario de Brexit duro", dice Alvise Lennkh, analista de Scope.

Scope advierte que las tres pautas que se deben dar para que se produzca una reducción de la calificación son las siguientes: una inesperada salida de la Unión Europea sin acuerdo; evidencia significativa de debilitamiento de las perspectivas económicas y/o fiscales; y las vulnerabilidades externas que desafían el actual estatus de divisa reserva de la libra esterlina.

Por el momento, no se están dando ninguno de estos tres escenarios, pero podrían darse en caso de que la incertidumbre se prolongase. "Pero a falta de una salida sin acuerdo (el primer factor a tener en cuenta), los costes de la incertidumbre prolongada a medida que prosiguen las conversaciones, la menor eficacia de las políticas en la medida en que el Brexit domina la agenda política nacional, así como cualquier restricción en el acceso del Reino Unido al mercado único en determinados escenarios del Brexit, podrían acentuar con el tiempo los factores desencadenantes segundo y tercero, por ejemplo, y justificar una rebaja de un escalón", dice Shen.

"Por ahora, el Reino Unido mantiene importantes fortalezas crediticias que justifican la calificación AA, incluyendo un crecimiento económico continuado, aunque más lento, y una evolución fiscal mejor de lo esperado, junto con una relativa resistencia del estatus de divisa reserve de la libra esterlina, que se refleja en su participación en las reservas globales asignadas".

Finalmente, señalan que en caso de que se de una breve prórroga del artículo 50 que condujera a la salida del Reino Unido de la Unión Europea y a la entrada en una fase de transición idéntica, o una prórroga más larga del artículo 50 que llevase a elecciones o un segundo referéndum o, finalmente un ampliación del artículo 50 sin penalización influirían en la calificación del rating crediticio.

Altex: "El inversor conservador ya no tiene disponible el activo que se lo daba todo"