inversion

¿Buscar protección en bonos chinos?

El rendimiento de los bonos soberanos chinos supera los niveles previos a la pandemia y cada vez están más en el radar de grandes inversores internacionales.

23 DE septiembre DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

c91372e2313550ff51a003e0ec3d9a3f.jpg

Quienes abogan por dar un peso creciente a deuda soberana china en las carteras tienen un primer argumento a la vista de cualquier inversor: su rendimiento. Los bonos del tesoro chino a 10 años tienen una rentabilidad por encima del 3% frente al 0,67% de los bonos del tesoro estadounidense al mismo plazo denominados en dólares. “China ya es el segundo mercado de renta fija del mundo, detrás de EE.UU., pero todavía ofrece rendimientos atractivos, superiores al 3%, comparados con la Eurozona, por ejemplo, que a menudo tiene rendimientos negativos”, explica Bruno Patain, de la gestora Eurizon (Intesa Sanpaolo).

A su juicio, la búsqueda de rendimiento hará que los inversores tornen cada vez más su mirada hacia este tipo de deuda. Y según Edmund Goh, Investment Director de Asian Fixed Income de Aberdeen Standard Investments, ya se percibe ese camino. “Hemos visto un gran interés de los inversores internacionales, como los fondos soberanos de inversión y los fondos de pensiones australianos, en los bonos del tesoro chinos denominados en renminbi”. Un interés que incluso “ha llevado a las posiciones extranjeras a niveles récord, aunque desde un nivel muy bajo”. En concreto, apunta a que a finales de agosto, los inversores extranjeros representaban unos 2,8 billones de yuanes (413.800 millones de dólares de EE.UU.) de un mercado de 110 billones de yuanes.  

Y se espera que el proveedor del índice FTSE Russell incluya la deuda emitida por el gobierno chino en uno de sus índices de referencia más seguidos, algo que algunos estudios indican que podría suponer la entrada de unos 140.000 millones de dólares en el mercado de chino de bonos onshore. Se trata, en concreto, de su Índice de Bonos del Gobierno Mundial (WGBI).

En busca de refugio y estabilidad

En contra de lo que pudiera parecer, los bonos del gobierno chino se han comportado como activo refugio en la crisis actual “aportando estabilidad y descorrelación en los momentos más complicados”, destaca Álvaro Cabeza, responsable de UBS AM Iberia, quien se muestra convencido de que está a punto de cambiar el hecho de que muchos inversores aún no tengan una asignación específica en sus carteras a este activo.

En la misma línea, Patain asegura que este papel de refugio no solo se ha visto ahora, con la adversidad generada por el coronavirus, sino que “en cada momento de alta volatilidad de los últimos quince años ha generado rentabilidades positivas”. Así, subraya que en este sentido, “se asemeja más a la renta fija norteamericana en su comportamiento que a la renta fija emergente”.

Para el experto de Aberdeen Standard Investments, en los últimos meses, mientras la expansión monetaria ha reducido los rendimientos de grandes mercados de bonos, la política monetaria china se ha centrado en la estabilidad financiera, en lugar de en el estímulo. El resultado es que el rendimiento de los bonos del gigante asiático ya supera los niveles anteriores a la pandemia.

Reconoce que ese plus de rentabilidad frente a sus comparables de mercados desarrollados puede no parecer tan atractivo “después de que se incluyan los costes de cobertura de la compra de instrumentos financieros para mitigar el riesgo cambiario”, pero tiene claro que este rendimiento adicional “proporciona un amortiguador contra una mayor volatilidad del mercado”. A su juicio, “esto no ocurre en las economías maduras, donde los tipos de interés ya están cerca de cero, los rendimientos de los bonos del Estado son insignificantes y los bancos centrales se están quedando sin opciones en lo que respecta a la política monetaria”.  

Moneda y liquidez

A partir de ahí, se subrayan otros factores que apoyan una exposición a bonos soberanos chinos. Desde Eurizon apuntan a que el país tiene grandes incentivos para mantener estable el renmimbi, porque quiere convertir su divisa en referente en el mundo, al igual que el dólar y el euro. Es por ello que “se cuidará” de propiciar una fuerte de depreciación del yuan, que alimente las acusación de manipulación de la divisa y multiplique su conflicto con EE.UU. 

Además, Edmund Goh señala que el banco central del país tiene armas para “compensar cualquier drenaje de liquidez en caso de que los inversores extranjeros se retiren repentinamente del mercado de bonos”. 


Cuatroochenta: "BME Growth será una vía más de financiación para la compañía"