martes, 23 julio 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

¿Cabe esperar más descensos del dólar?

El billete verde estadounidense está en mínimos de tres meses frente al euro. El par se mueve al compás de las expectativas de actuación de los bancos centrales en un contexto en el que el presidente de EE.UU., Donald Trump, prosigue su particular cruzada dialéctica para debilitar el dólar. ¿Qué cotas podrían verse a corto plazo?

26 de junio de 2019. 08:00h Rocío Arviza
  • ¿Cabe esperar más descensos del dólar?

A la espera de ver referencias macro como la revisión del PIB estadounidense del primer trimestre lo cierto es que esta semana el dólar se está viendo presionado a la baja por varios motivos. No es nueva la retórica de Donald Trump a través de Twitter en un intento por debilitar la moneda estadounidense: considera que otros países o regiones se ven beneficiadas de forma injusta por unas divisas más débiles de lo que, a su juicio, les correspondería. Su presión a la propia FED para que rebaje el precio del dinero está en su punto máximo y, de hecho, “el mercado descuenta en un 100 por cien que habrá bajada de tipos en la próxima reunión del mes de julio” por parte del organismo presidido por Jerome Powell, según apunta Guillermo Torrego, analista de XTB.

Así las cosas, el dólar está en sus niveles más bajos desde el mes de marzo pasado, de manera que el euro ha llegado a rozar esta semana cotas de 1,14 dólares. Y si miramos el Dólar Index, compuesto por una media ponderada del valor del dólar estadounidense en relación a otras divisas importantes, “la expectativa de rebaja de tipos le ha llevado a cotas de 95,5 puntos, lo que implica caídas del 3 por ciento desde máximos”, subrayan desde XTB. ¿Seguirá la tendencia?

Lo que cabe esperar a corto plazo

Guillermo Torrego considera que el Dólar Index podría seguir bajando hasta cotas de 94 puntos. Cree que el mayor descenso se notará frente a divisas consideradas como refugio (franco suizo y yen japonés), pero también frente al euro, de modo que la moneda única “desde zonas de 1,14 unidades podría seguir subiendo hacia niveles de 1,15 y 1,16”. Eso sí, el analista de XTB tiene claro que el camino lo va a marcar lo que salga de la Cumbre del G20 de finales de semana en Osaka ( Japón). “Si hay acuerdos entre China y EE.UU. el dólar se vería favorecido y, lo contrario, un distanciamiento entre las dos principales potencias económicas mundiales, seguiría depreciando al billete verde hasta visitar zonas de 1,11 euros”.

Desde Ebury subrayan que la Reserva Federal ha dejado pocas dudas en cuanto al recorte de tipos en su próxima reunión. De hecho, Enrique Díaz, director de Riesgos de la firma, señala que actualmente se descuenta en los mercados incluso un ciclo de cuatro reducciones del 0,25 por ciento. “Creemos que esta expectativa es excesiva y que existe una diferencia importante entre el famoso gráfico de puntos y el actual precio de mercado”. Dicho esto, en Ebury tienen claro que el contexto político y económico actual en EEUU es bajista para el dólar. “El consenso es de tipos más bajos, un déficit más amplio y un dólar más débil a cualquier precio. No existe además la sensación de que vayamos a entrar en una recesión global”. Por eso, defienden que la combinación de estos factores “debería ser negativa para el dólar y positiva para las monedas europeas y en particular para las divisas de países con economías emergentes”, opinan.

Sea como sea, lo cierto es que los tipos poco pueden bajar en Europa, pero la FED sí tiene margen. Y desde Omega IGF echan mano del pasado para comprobar cómo se comportó el dólar en el último ciclo de recortes de tipos en EE.UU. Así, recuerdan que, coincidiendo con el recorte del precio del dinero desde el 5 al 0 por ciento entre junio de 2007 y junio de 2.008, “el dólar perdió frente al euro cerca de un 20 por ciento”. Eso sí, en los cuatro meses siguientes recuperó incluso más de lo perdido.