inversion

Capear el fin de ciclo será la tónica en 2019

Los expertos de Renta 4 Banco presentan sus previsiones para 2019, un año que se presenta con una ralentización global de la economía, pero sin grandes riesgos de recesión.

12 DE diciembre DE 2018. 19:11H Patricia Malagón

shutterstock-1074844493_41-105126_20181212191201.jpg

El Departamento de Análisis de Renta 4 Banco ha presentado en Madrid su Estrategia de Inversión para 2019, marcada por una “desaceleración del ciclo económico global, aunque manteniendo niveles de actividad razonables. En positivo, unas condiciones financieras aún favorables y, como principal lastre al crecimiento, “el elevado endeudamiento a nivel global”, afirma la directora de Análisis, Natalia Aguirre.

Lo cierto es que el panorama de 2019 se presenta incierto y los inversores deberán capear con una volatilidad similar a la del final de 2018 para avanzar hacia unos retornos sólidos en sus carteras. Los riesgos están claros: la guerra comercial que mantienen entre China y Estados Unidos, de la cual, destacan en los expertos de la entidad que se trata de una guerra por el liderazgo de la economía mundial y por “el liderazgo en la alta tecnología”. Aunque Europa parece llevarse la palma ante una resolución del Brexit incierta en la que se barajaban varios escenarios posibles e Italia con sus presupuestos deficitarios. “Creemos que Italia terminará llegando a un acuerdo con Bruselas, aunque no sabemos cuándo”, señalan.

Eso sí, tal y como informan el próximo mes de enero puede ser clave ya que Italia inicia una subasta de deuda con el fin del QE y será un momento decisivo. Por eso, la clave para sacar rentabilidad será saber capear la volatilidad y las tensiones políticas y geopolíticas. “Estamos en un momento en el que no hay un sector malo en general o una región mala en su conjunto. Hay compañías buenas en todos los sectores y países buenos en todas las regiones”, explicaba Aguirre. Por eso, a la hora de construir carteras será fundamental ser selectivo.

En cuanto a la inversión, el equipo de Renta 4 Banco apuestan claramente por la renta variable frente a la renta fija para 2019. Destacan que el contexto del próximo curso seguirá siendo bueno para las compañías, “crecerán más lento, pero con solidez”, destacan. Mientras que la renta fija dejará de contar con el apoyo explícito de los bancos centrales. Es más, han destacado que ha finalizado la época de la deuda para adentrarnos en otro contexto en el que los bancos centrales cambian de políticas y criterio. Eso sí, no esperan movimientos bruscos por parte de ningún banco central importante.

Por otro lado, las valoraciones de la renta variable resultan atractivas en términos históricos, con descuentos del 20-30% frente a su mediana de PER de 30 años. “También lo son frente a la renta fija europea, donde esperamos una subida de TIRes, aunque limitada”, comenta la directora.

Ahora bien, los analistas advierten: “los retornos esperados en renta variable no estarán exentos de volatilidad, que podría aumentar ante la normalización monetaria y los riesgos derivados del crecimiento o políticos”.

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"