inversion

Cómo invertir con impacto en medioambiente y conectividad

Los fondos de Impacto de NN IP sobre estas temáticas logran importantes rentabilidades en su primer año como fondos independientes.

27 DE octubre DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

8376797084c041576fcf331cd8077460.jpg

No es ningún secreto que todo lo relacionado con el crecimiento (growth) ha funcionado muy bien como inversión en los últimos años, especialmente en 2020. Por eso no sorprende el track-record del fondo de clima y medioambiente y del fondo de conectividad de la gestora holandesa NN IP en lo que llevamos de ejercicio. El primero, NN (L) Climate & Enviroment, que invierte buscando un impacto positivo para el cuidado del planeta, acumula una rentabilidad neta de más del 16% en el ejercicio, explica Álvaro de Liniers, responsable de Desarrollo de Negocio de NN IP para Iberia. Mientras, el NN (L) Smart Connectivity, que se centra en conseguir un impacto positivo ligado a la prosperidad y la productividad, consigue un retorno del entorno del 5,9/6% (clase I) y ya tiene cerca de 700 millones de euros de patrimonio bajo gestión. “Se están comportando muy bien. Al final son fondos que invierten en compañías innovadoras, modernas, generadoras de flujos de caja, en sectores con crecimiento y potencial (...) Además son compañías más dinámicas y con un sesgo de calidad que han funcionado muy bien”, señala De Liniers.

Ambos fondos están disponibles en sí como productos independientes desde hace un año, aunque sus estrategias se gestionan desde hace cuatro. Y es que los dos son fruto de la decisión de la gestora holandesa, firma de referencia en inversión sostenible y de impacto, de vehiculizar el ejercicio pasado en tres fondos independientes las tres temáticas (personas, planeta y prosperidad) en las que invierte su fondo global de impacto puesto en marcha en 2016, que invierte en empresas cuyos resultados están ligados a los ODS ( Objetivos de Desarrollo Sostenible) de Naciones Unidas. 

Para De Liniers, estos fondos tienen vocación de ser estructurales en carteras con visión de largo plazo, pero como complemento de las mismas, no como núcleo -sobre todo en perfiles más conservadores-, dado que “son fondos de renta variable y como tales tienen volatilidades medias/altas”.

Elementos comunes

Con sus fondos de impacto, NN IP persigue ser un actor de relevancia a la hora de contribuir a solucionar los mayores desafíos del planeta, al tiempo que genera valor para los inversores. La gestora explica que no se fija en índices a la hora de conformar las carteras y que sigue cuatro fases en su proceso inversor: dos primeras en las que lleva a cabo filtros de calidad y de impacto, una tercera ligada al análisis fundamental profundo de cada título incluyendo métricas financieras y extra-financieras y, una última, en la que “los gestores reflejan sus mayores convicciones en términos fundamentales y de impacto". Pese a ello, ninguna posición pesa más del 5%, con el fin de limitar riesgos, de igual modo que los fondos de impacto de la firma no pueden tener “más de un 50% de la cartera ligado a un único ODS”. Además, desde la gestora subrayan su activismo accionarial con las empresas en las que invierten.

Ejemplos de compañías

Bakkafrost, líder en producción y procesamiento de salmón de calidad, es una de las compañías presentes en la cartera del NN (L) Climate & Enviroment, un fondo que aborda temáticas como la gestión del agua, la alimentación, la transición energética o la economía circular. “Lo que nos parece más interesante es que prácticamente todos los recursos que utiliza en todas las fases de su proceso productivo se reciclan”, explica De Liniers, quien asegura también que esta industria “genera muchas menos emisiones de C02 que otras como la cárnica”.

Otro ejemplo de posición en cartera de este fondo es la estadounidense Xylem, proveedor de tecnología de agua, que “tiene una misión clara de poner en marcha recursos para ahorrar agua impactando en el ODS 6 y otros tres (innovación, ciudades sostenibles o consumo responsable)”, detalla.

Por lo que toca al NN (L) Smart Connectivity, que está enfocado en segmentos como la productividad mejorada, las infraestructuras resilientes, el conocimiento o una sociedad más segura, invierte en compañías Helios Towers, empresa de torres de telecomunicaciones “que opera en áreas de fuerte crecimiento en África”. Y otra de sus posiciones es la tecnológica Intuit, que está ligada al segmento de la productividad, ya que ofrece plataformas y soluciones a consumidores, autónomos y a pequeñas y medianas compañías para mejorar sus asuntos financieros y gestionar sus negocios con eficiencia.


Buy and Hold: "En renta fija solo vemos valor en los intereses positivos"