sábado, 17 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

¿Cómo invertir en vehículos eléctricos a través de las materias primas?

Algunos elementos serán esenciales para el desarrollo de las baterías de los vehículos eléctricos.

15 de mayo de 2019. 11:00h Patricia Malagón
  • Image

Todo apunta a que los coches eléctricos serán el futuro. De hecho, la legislación está poniendo de su parte para acelerar el proceso. Es más que posible que en los próximos 20 años se viva una renovación importante en los diferentes parques de vehículos. Por eso, los inversores se están preguntando sobre las posibilidades que hay para invertir en un sector que crece cada año.

Lo habitual sería pensar en las propias compañías automovilísticas para invertir en ellas. Pero existe otra alternativa, menos conocida. Se trata de la inversión en las materias primas esenciales que se necesitan para fabricar los coches eléctricos, especialmente sus baterías.

Los productos negociados en bolsa (ETPs), han permitido a los inversores tener un acceso más efectivo a las materias primas a través de la provisión de estrategias de futuros bajo un formato operativo por acciones. La mayoría de las materias primas de metales no preciosos, no pueden ser operadas físicamente porque su almacenaje es difícil y costoso. Por ejemplo, las materias primas agrícolas y el ganado son perecederos y el crudo es explosivo.

“Como resultado, aquellos inversores en búsqueda de una exposición a las materias primas, sin querer hacerse cargo de la gestión del activo físico en sí mismo, han pasado a la operativa de futuros. Los ETPs no son diferentes. Todos los ETPs buscan seguir la evolución de un índice o activo subyacente y, por lo tanto, los ETPs sobre materias primas, utilizan los futuros sobre índices para obtener una exposición a las materias primas.”, comenta Aneeka Gupta, directora de análisis de WisdomTree,

Hay varios metales industriales preparados para beneficiarse del auge mundial de los vehículos eléctricos y la tecnología de las baterías. “Pero algunos, como el cobalto y el litio, tienen mercados de futuros no líquidos y cadenas de suministro muy concentradas, lo que significa que actualmente no se pueden crear ETPs sobre estos metales.”, añade la experta.

Finalmente, concluyen en la gestora, que: "Tal como se discutió anteriormente en nuestras series de Evolución Tecnológica sobre la tecnología de las baterías, creemos que la demanda de materias primas como el níquel y el cobre podría beneficiarse de los fundamentos sólidos y el aumento de la adopción de los VEs.".