inversion

Criptomonedas en España: las claves para entender el mercado

El mercado de las criptomonedas está en auge y es cambiante. Los estados están empezando a aprobar legislación que las regule.

19 DE noviembre DE 2020. 14:48H Alejandra Gómez

4698a3ce52f96b7feccba7d67b0aa3b3.jpg

El rally bursátil al que hemos asistido con Bitcoin en estas últimas semanas y el hecho de estar pendientes de la posible llegada a un umbral de los 20.000 dólares antes de Navidad, tal y como apuntan los expertos, ha hecho que el mercado de las criptomonedas vuelva a la primera plana. 

En materia de legislación, a pesar de que que las criptomonedas no están reguladas ni emitidas por ningún banco central, los poderes públicos y gobiernos de todo el mundo son conscientes de la realidad que ls rodea y se están promoviendo legislaciones para controlar su uso ilícito. En el caso de España, hace tan solo unas semanas también se ha aprobado el anteproyecto de Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal, que pretende regular el uso de estas criptomonedas y obliga a los propietarios de estas criptodivisas a revelar sus tenencias y ganancias de las mismas. 

Y es que en este contexto de cambio, la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) ha elaborado un informe para analizar cómo funcionan las criptomonedas y su mercado. Se ha hecho desde el punto de vista regulatorio (tanto a nivel nacional como europeo) y muestra algunos usos y beneficios para inversores en este activo. 

Así, esta tecnología puntera en activos financieros tiene la peculiaridad y ventaja de estar al alcance de cualquier tipo de inversor, y mejorar las transacciones monetarias. Las claves del paper son las siguientes: 

Es un medio digital de intercambio

Desde que en 2009 las criptomonedas llegaron al mercado con el Bitcoin, tenemos que saber que estamos ante un sistema digital de dinero electrónico para realizar transacciones entre personas y sin intermediarios financieros. 

La tecnología con la que funcionan es la blockchain, “que sirve como una base de datos inmutable de transacciones financieras. A través de unos monederos o wallets que almacenan las claves criptográficas en los dispositivos, permiten tener dinero electrónico para transferir valor de un dispositivo a otro”, expresan desde el informe de la AEFI. 

Y aunque en un principio se consideraron para que se emitieran de forma pública y accesible a todos, lo cierto es que las criptomonedas no se regulan por ningún banco central y por ello se está desencadenando una serie de medidas reguladoras aprobadas por los gobiernos del mundo entero. 

No solo se trata del Bitcoin

Cuando pensamos en criptomonedas automáticamente pensamos en el Bitcoin, por ser la primera y más sonada de este área. Sin embargo, y tal y como expresan desde AEFI, en la actualidad existen más de 3.000 tipos de criptomonedas. 

Además de Bitcoin también encontramos los Altcoins (como Ethereum, Ripple, Dash, Monedero) y otras a destacar además de estas alternativas serían los Tokens, que se consideran una unidad de valor que, aunque se consideran criptomonedas, tienen más usos que el del medio de pago. “Al igual que el Bitcoin y el resto de las altcoins, los tokens necesitan una blockchain para transaccionarse y suelen utilizar smart contracts, es decir, que a los tokens se les pueden programar sus funciones (de pago, abono de cupones, etc.)”, expresa Álvaro Alcañiz, cofundador de Onyze. 

Los Stablecoins serían una tipología que, pese a que también se configuran como criptomonedas, se crean para que su valor permanezca estable. Serían por ejemplo libra -la criptomoneda de Facebook-, o las monedas virtuales de los bancos centrales (CBDC´s), “como por ejemplo la moneda emitida por el Banco Central chino, el yuan digital, o el futuro euro digital del que se está hablando mucho en las últimas semanas”. 

Nos orientamos hacia una regulación nacional e europea

La falta de control de las criptomonedas por parte de los bancos centrales ha causado, como ya se ha señalado, una necesidad de legislación nacional e incluso europea. El pasado 13 de octubre llegaba el anteproyecto aprobado por el gobierno que obliga a los propietarios de la misma a revelar sus tenencias y cualquier ganancia que les pueda reportar. Además, limita el pago con efectivo a 1.000 euros y obliga al cumplimiento de “reportar al fisco a los proveedores de servicio de criptomonedas (custodios y exchanges básicamente), así como tener un mayor control sobre estas nuevas monedas digitales. En España, actualmente se contabilizan unos 112 proyectos relacionados con criptoactivos, según un estudio de Digital Assets Institut (DASI)”, se explica en el paper. 

En cuanto a normativa europea, tenemos que saber que el pasado mes de junio, “el gobierno aprobó el Anteproyecto de Ley que transpone la Directiva comunitaria UE 2018/843 de prevención del Blanqueo de capitales y financiación del terrorismo -5ª Directiva- y modifica la Ley 10/2010, que refuerza el sistema de control del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo a través de la inclusión de nuevos sujetos obligados, entre los que se encuentran los proveedores de servicios de monedas virtuales”. Sin embargo, esta normativa únicamente sería válida en España y no en la UE, donde cada país se organiza en base a su propia legislación. 

Quizás por ello, y ante una falta de regulación a nivel UE, varios ministros de finanzas de países como España, Alemania, Francia, Italia y los Países Bajos, han planteado a la Comisión Europea la creación de un “superórgano” europeo para regular las criptomonedas y para proteger a los consumidores. “Este proyecto está enfocado principalmente a regular las stablecoin (como Libra) y otras criptomonedas no consideradas como activos financieros (utilities), ya que pueden ser consideradas un riesgo para la sostenibilidad del sistema financiero si son utilizadas como las monedas del futuro y como alternativa al dinero fiduciario”, indica el informe. 

España, pionera y en el centro de las criptomonedas

Y a pesar de que nuestra legislación esté entendiendo la importancia de las criptomonedas, la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) señala que Madrid está adquiriendo una alta importancia como hub de este mercado a nivel europeo. Este sector prevé un crecimiento sostenido en los próximos años en España, que podría llegar a final de año a cerca de 200 proyectos relacionados con criptomonedas y 2.000 personas trabajando en este ecosistema, según DASI.

¿Llegará el euro digital? El BCE habla de digitalización

Se ha hablado ya desde hace un tiempo de la posibilidad de lanzar un proyecto de euro digital a mediados del 2021, debido a que incluso desde el BCE reconocen que la digitalización está transformando ya las economías de los países sobretodo a raíz de los cambios en las preferencias de los consumidores que ha traído la crisis del Covid-19 y que ha pasado por una menor utilización del efectivo. 

Este euro digital se entendería como un complemento (y no un sustituto del efectivo) y podría proporcionar una alternativa a las monedas digitales privadas. 

Una alternativa de inversión para los ahorradores informados

Aunque pueda parecer que la criptomoneda es un activo de inversión para los grandes, lo cierto es que es una alternativa muy buena para los ahorradores ya que no existe una cantidad mínima de inversión ni un tipo de divisa concreta. Eso sí, se hace necesario entender cómo funcionan y la evolución de cada una de ellas para considerar invertir en criptomonedas.  

“Son activos con unas posibilidades de rentabilidad muy amplias, pero también sujetas a una gran volatilidad y con un alto factor de riesgo, que se suma a unas comisiones de compra y venta que suelen ser bajas, salvo en escenarios de saturación de la red”, expresa el informe. 

Gestifonsa: "La sostenibilidad y las infrasestructuras se verán beneficiadas con Biden"