inversion

“Desde febrero está lloviendo oro en bolsa y no lo hará por mucho tiempo”

DIRIGENTES entrevista a Marcos Hernández Aguado, Chief Investment Officer de Strategic Investment Advisor Group

11 DE mayo DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

fb802f6e46c6c1f3f29daba4a0eb1618.jpg

El actual momento que viven las bolsas en todo el mundo es atípico debido a la fuerte corrección que registraron los principales parqués en el mes de marzo, cuando se dejaron alrededor del 30%. Pese a ello, Marcos Hernández Aguado, Chief Investment Officer de Strategic Investment Advisor Group, se muestra optimista con el largo plazo.

El estilo de inversión Value ha salido perjudicado en los últimos años frente al Growth, después de la crisis del COVID-19, ¿saldrá reforzada la inversión value?

A largo plazo, la filosofía Value es una estrategia ganadora en cualquier contexto dado que se basa en comprar un activo, en este caso una acción (o lo que es lo mismo, una participación en una empresa) con un descuento sobre su valor intrínseco. El problema es que el Value es una etiqueta demasiado amplia que engloba a todos los valores baratos que están cotizando en bolsa, y Value no es realmente eso.

Siguiendo los pasos de Warren Buffett, en SIA hemos desarrollado el concepto Strategic Value que lo que busca es invertir en negocios buenos a un descuento razonable. Lo que hemos aprendido es que no hay que invertir en negocios malos, incluso a precios de derribo. Es muy importante hacer un buen análisis estratégico de los negocios para diferenciar los Value Traps de Value real.

Además, hay un punto intermedio donde se fusionan Value y Growth: hay valores de crecimiento muy baratos y eso también es Value. Por poner un ejemplo sencillo, comprar una empresa como VISA a PER 15-20x es Value si la empresa puede mantener el ritmo de crecimiento actual de doble dígito (que nosotros pensamos que hará y por eso la tenemos en cartera) y comprar una compañía de barcos, con deuda, a PER 5x no es Value. No hay que invertir en negocios malos, ni tener deuda, son dos factores tóxicos.

Finalmente hay varios factores relevantes que han contribuido a que Growth lo esté haciendo mejor en los últimos años: el primero es el peso de los FAANGS (Facebook, Alphabet, Google, Apple…) en los índices, superior al 20%, y su espectacular evolución; y el segundo es la serie de crisis vividas en 10 años: crisis financiera global 2009/10, crisis europea 2011/12, bajón en el crecimiento chino 2015/16, guerra comercial y Brexit 2018/2019, y Covid19, en 2020. Es decir, un ciclo alcista largo, pero con tensiones constantes macroeconómicas la mayoría de los años. Este contexto ha perjudicado mucho al Value que naturalmente tiene una connotación mas cíclica: hoy por hoy value contra growth está en mínimos históricos y en los próximos años recuperará con fuerza.

¿Se encuentran ahora mejores oportunidades en bolsa?

Tras la caída de los índices mundiales en 2020, la oportunidad de inversión es fantástica. Hay que tener en cuenta que las empresas tienen un valor intrínseco que se puede calcular, o cuanto menos acotar, y tras las caídas bursátiles el descuento actual es muy atractivo.

En SIA tenemos una watch list con 300 valores que conocemos bien y la mayoría está con un fuerte descuento sobre el valor intrínseco que calculamos. Permitidnos recordar que hay que diferenciar entre valor y precio y, actualmente, los precios están muy por debajo de los valores justos de las empresas, en la mayoría de los casos.

Las recesiones económicas son un momento muy bueno para invertir en Bolsa, dado que los precios reflejan la incertidumbre y las malas condiciones económicas actuales y se olvidan de que en un espacio de tiempo no tan lejano todo habrá vuelto a la normalidad. El precio de las acciones normalmente sobre-reacciona a las crisis y es entonces cuando hay que comprar bolsa, evitando como hemos mencionado malos negocios y deuda.

¿En qué sectores encuentran más valor en estos momentos?

En líneas generales, hay 5 sectores que, en razón a sus cotizaciones históricas, están muy baratos: bancos, automóviles, materias primas, horeca (hoteles, restaurantes, catering) y transporte (líneas aéreas, sobre todo), pero en general todos lo sectores cíclicos.

A pesar de que todos estos sectores están muy baratos, hay que seleccionar bien porque hay sectores que merecen valoraciones bajas debido a que afrontan desafíos estructurales (automóviles o bancos, según nuestro análisis), mientras que otros sectores son realmente una excelente oportunidad de inversión a medio y largo plazo: industria aeroespacial, energía, minería, catering y algunos subsectores industriales como los cables eléctricos o materiales de construcción…, por ejemplo.

¿Queda algo atractivo en la renta variable europea?

Quedan muchísimos valores atractivos en la renta variable europea. En nuestro fondo principal que se denomina LTIFClassic, tenemos empresas como Prysmian (cables), Thales (defensa y aeroespacial), Metso (equipamiento minero), Wienerberger (ladrillos), Pandora (joyería), Air Liquide (gases industriales), Grifols (proteínas de plasma), ISS (limpieza), Devro (envolturas de salchichas) y así hasta una veintena de empresas que son buenos negocios a un descuento muy interesante.

A los precios actuales hay mucho valor en Europa, sobre todo en las empresas más cíclicas o afectadas (coyunturalmente, claro) por la recesión del Covid19. Como hemos mencionado anteriormente, nuestra Watch List da señales de compra clara en la mayoría de los sectores y valores, excluyendo sectores que no han caído casi nada, como Healthcare/Pharma o Tecnología, dónde las valoraciones están más ajustadas.

¿Está en mejor situación la renta variable estadounidense?

La Bolsa americana está más cara que la europea (PER 2021 de 18x vs. PER 14x) dado que Europa ha caído más en esta corrección. A pesar de ello la bolsa americana está cotizando a múltiplos en línea con su media histórica y, según nuestros números, tiene un potencial de revalorización interesante, del 5-10% en 2020 desde los niveles actuales. Además, habría que añadir factores de ajuste al puro análisis de múltiplos, dado que la bolsa americana, en términos medios, crece algo más y tiene una mayor rentabilidad empresarial que la europea.

Como hemos mencionado, un factor muy determinante de la bolsa americana es el peso de los líderes tecnológicos, Google, Apple, Facebook etc., que es superior al 20%, muy distinto de los índices europeos, que tienen un peso menor de tecnología.

En SIA creemos que hay oportunidades en ambos mercados y la exposición actual del Classic a Estados Unidos es del 35%

¿Espera más correcciones en bolsa este año?

Debido a la recesión económica mundial generada por el Covid19, 2020 está siendo un año de fuerte volatilidad. Las bolsas cayeron con fuerza en febrero/marzo (alrededor del 30-35% en términos medios) pero han recuperado más o menos la mitad de la caída en abril.

En febrero de 2020, en SIA establecimos dos condiciones para que el mercado se estabilizase, la primera que el crecimiento de nuevos casos del Covid19 hiciese pico (lo hizo en abril) o que el índice americano Standard&Poors bajase a niveles de 2000 puntos, que es el nivel que entendemos refleja ya el daño de una recesión normal. Se ha cumplido la primera premisa con lo que creemos que el mercado está en fase de estabilización.

Entendemos que el segundo trimestre del año será el mínimo de la economía mundial y a partir de ahí vendrá la recuperación. En este contexto, con datos tan negativos de la economía y las empresas previstos para el segundo y tercer trimestres, esperamos volatilidad y algún recorte más en Bolsa, pero creemos que ya se ha recuperado la tendencia alcista y seguiremos comprando cada vez que haya alguna corrección. 

En las 15 recesiones que hemos contabilizado en el último siglo, la duración media ha sido de 13 meses, pero un tercio ha durado 6-7 meses y creemos que la recesión Covid19 va a ser de este tipo, intensa pero más corta de lo normal.

Warren Buffett comentaba en una de sus Cartas a los Accionistas de Berkshire que de vez en cuando, cada 10 años, llega una tormenta económica y se pone a llover con fuerza… pero atentos que, durante unos días, deja de llover agua y se pone a llover oro. Hay que aprovechar estas ocasiones para invertir, para llenar el zurrón, porque desde febrero está lloviendo oro en bolsa y no lo hará por mucho tiempo.

Campello: “Hemos comprado muchos ETFs de mercados en los que estábamos infraponderados”