inversion

Destinos que suponen una oportunidad por el cambio de divisas

Una importante oferta cultural, una naturaleza desbordante, una buena gastronomía... son algunas de las razones que nos llevan a elegir un destino vacacional frente a otro. Pero se pueden tener en cuenta muchos más criterios, incluidos los económicos. Estos son los lugares que suponen una oportunidad por el cambio de divisas.

06 DE octubre DE 2019. 00:00H economía, negocios y finanzas

shutterstock-1025224828_41-198419_20190731112933.jpg

Muchos defienden que estamos en la tercera ronda de una guerra de divisas que se libra desde hace años, una batalla en la que cada cual persigue debilitar su moneda para hacer más competitiva su economía. Es una postura que mantiene Joachim Fels, asesor económico global de Pimco, quien asegura que “las guerras frías de divisas se libran con intervenciones verbales (y tuiteadas) y con acciones encubiertas, como recortes de tasas, orientación a futuro y flexibilización cuantitativa”.

Sin embargo, y al margen de este contexto, conviene observar los cruces de divisas no sólo desde el ámbito de la inversión. En las fechas vacacionales en las que estamos puede ser un ejercicio productivo analizar qué oportunidades ofrece nuestra moneda, en este caso el euro, para elegir destino vacacional. ¿Contra quién se ha revalorizado más la moneda única en los últimos doce meses?¿Dónde conviene viajar para hacer valer esa fortaleza de la moneda única?

Los mejores destinos

Argentina, Turquía o Islandia son para Ebury, institución financiera especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas, una buena oportunidad para disfrutar de las vacaciones de verano. Lo son “como consecuencia de la revalorización que en los últimos doce meses ha experimentado el euro frente a sus monedas locales”, subrayan.

Si nos centramos en Argentina, la moneda única se ha revalorizado un 34 por ciento desde julio de 2018. Y esta apreciación -destacan desde esta firma- “supone un ahorro importante para el turista español tanto en su estancia en el país como a la hora de realizar compras de productos autóctonos y pagarlas en euros”. En la actualidad, la cotización de la moneda común con respecto al peso argentino está en torno a los 48,235 pesos, un cambio que coloca al país como un destino muy interesante si se quiere salir de la zona euro y huir de las altas temperaturas para adentrarse en el invierno.

Turquía e Islandia

Turquía puede resultar otro destino económico para el turista de la zona euro. La moneda única ha repuntado en torno a un 10 por ciento en el último año hasta situarse en niveles que rondan las 6,306 liras turcas y la escalada del euro frente a la corona islandesa ha sido bastante similar. La moneda de este país se ha devaluado desde julio de 2018 frente al euro en torno a un 9,5 por ciento, para situarse en niveles alrededor de las 135,698 unidades.

Desde Ebury apuntan a otros destinos exóticos que pueden representar una importante ventaja cambiaria para los turistas de la zona euro: Australia y Sri Lanka. Con respecto dólar australiano el euro ha repuntado más de un 2,5 por ciento en relación con julio de hace un año hasta los 1,611 dólares, mientras que viajar a Sri Lanka resultaría aún más beneficioso: la moneda única ha escalado algo más de un 5 por ciento en los últimos doce meses hasta los entornos de las 196,257 rupias.

Y tampoco hay que olvidar que está la opción del Reino Unido. Visitar el país es ahora más económico para los ciudadanos de la eurozona, más ante el último descalabro de la libra a cuenta de la determinación del nuevo primer ministro, Boris Johnson, de salir de la UE con o sin acuerdo el próximo 31 de octubre.

Dónde no conviene ir

Dada la evolución de los respectivos cruces de divisas en los últimos doce meses, nos sale más caro seleccionar como destino vacacional México o Brasil. El euro ha cedido en torno a un 3 por ciento frente al real brasileño y en torno a un 2,5 por ciento con respecto al peso mexicano.

Si se considera el factor divisa, tampoco conviene elegir dos de los destinos más tradicionales: Japón y EE.UU.,a juicio delos expertos de Ebury. La moneda única ha perdido con respecto al yen un 7 por ciento solo en lo que llevamos de ejercicio, mientras que cede a un año frente al dólar casi un 5 por ciento.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"