jueves, 18 julio 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

Dos estrategias que pueden seguir los inversores en renta fija

La renta fija está atravesando un momento delicado en alguno de sus activos como los bonos soberanos. Pero, hay dos estrategias que pueden ayudar a mantener buen rendimiento.

02 de mayo de 2019. 00:01h Funds & Markets
  • Image

La política de los bancos centrales como la Reserva Federal y el Banco Central Europeo han llevado a los tipos de interés de los bonos soberanos a niveles excesivamente bajos. De hecho, a día de hoy el 3,9% que marcaba el Bund alemán a 10 años el 1 de enero de 2007 parece muy lejano. Prácticamente, desde el año 2012 este activo ha comenzado a caer en el rendimiento y esto ha afectado de manera clara en la manera de invertir de los inversores más conservadores.

“Los niveles de rendimientos deprimidos de los bonos gubernamentales han llevado a los inversores a buscar mayores rentabilidades en activos más volátiles y dejar la reducción de riesgos para más adelante.”, explica Lidia Treiber, directora de análisis de WisdomTree.

Sin duda, este escenario es diferente al que se vivía años atrás. Por eso, los inversores deben analizar mejor el escenario para obtener buen rendimiento sin tener que dejar la inversión en renta fija. Desde la gestora comentan que los inversores están comenzando a comprar bonos con una menor calificación, es decir de mayor riesgo, para obtener un mayor rendimiento.

“Dado que, en términos generales, los rendimientos de los bonos gubernamentales europeos se sitúan en niveles deprimidos, planteamos una estrategia que busque obtener un rendimiento más alto que el Bloomberg Barclays Euro Treasury Bond Index, utilizando los bonos contenidos en el índice, pero respetando los riesgos y objetivos/limitaciones de liquidez predefinidos. Esta estrategia puede ser una solución útil a las asignaciones básicas en las carteras de renta fija europea.”, explica Treiber.

En los bonos corporativos, lo aconsejable es apostar por aquellos cuyo emisor tenga una calificación sólida, pero con una menor estructura de capital “lo cual permitiría obtener rendimientos más elevados manteniendo a la vez, una exposición a aquellos emisores que en general suelen tener balances saludables.”, aconsejan desde WisdomTree.

Dos estrategias que pueden ofrecer al inversor mayores posibilidades sin tener que salir de la renta fija, donde es difícil a veces encontrar activos que puedan reportar una buena rentabilidad sin tener que asumir un riesgo muy elevado.