inversion

Educación, la tendencia clave en inversión del mercado asiático

Las medidas online en educación de estos meses de Covid-19 y las particularidades de la cultura educativa en países como China, Japón o Corea del Sur hace que invertir en educación sea una apuesta para los mercados asiáticos a largo plazo.

17 DE noviembre DE 2020. 08:00H Alejandra Gómez

1d73b8f5324dfdbb45df4afd21a792bb.jpg

En un mundo como el que nos encontramos a día de hoy, se hace necesaria la inversión en activos que reporten beneficios a largo plazo viendo lo cambiante que está la situación. No es ningún secreto para nadie que los mercados emergentes y las bolsas asiáticas apuestan por los intangibles. 

Pero no solo eso, con esta crisis del coronavirus prácticamente todos los poderes públicos han tenido que poner un énfasis especial en la educación, la ciencia y, en definitiva en el I+D. 

De hecho, el director asociado de investigación de WisdomTree, Mobeen Tahir, señalaba que una de las claves de este 2021 será China y su apuesta por una ciencia renovada que enunciaban en su recientemente publicado plan quinquenal. “Se ha enfatizado un enfoque renovado en la ciencia, la tecnología y la innovación con menciones de chips semiconductores, 5G, inteligencia artificial y vehículos autónomos como bloques de construcción clave”, expresaba el experto. 

Invertir en educación online

Así, en el informe ‘DWS FOCUS ON: Invertir en educación, tendencias a largo plazo que beneficiarán al mercado asiático’, la gestora de fondos analiza la inevitable aceleración de la educación online a raíz de las medidas de distanciamiento social y contención de la pandemia Covid-19. 

Y es que en un contexto en el que internet y las nuevas tecnologías se han convertido en las nuevas aulas para millones de alumnos, DWS señala que hay una serie de tendencias adicionales a largo plazo que se desprenden de este sector de educación online en auge y que traerán consigo nuevas empresas y negocios asociados a la educación y de cara al futuro. Se podría decir que la educación a distancia es uno de los hábitos aprendidos durante estos meses de pandemia que difícilmente vamos a dejar de lado. 

Así, si se prevé por ejemplo que la matrícula de estudiantes en Brasil, China y la India aumente en más de 50 millones entre 2015 y 2030, "no es financieramente factible que los gobiernos construyan sólo universidades de acero y hormigón para esta avalancha de estudiantes. Habrá que recurrir a soluciones alternativas que utilicen bits y bytes, como el aprendizaje online, y también al sector privado”, Indica Paul Buchwitz, portfolio manager de DWS Invest SDG Global Equities.

La demanda creciente de tutorías o clases particulares

El informe indica también que las tutorías es un punto clave a tener en cuenta que beneficiará a proveedores digitales y analógicos. A día de hoy entre el 70% y 80% de los alumnos preuniversitarios de los países asiáticos más desarrollados como Japón y Corea del Sur reciben clases particulares, y el 26% en el caso de China. Esto es debido al riguroso y complicado proceso de admisión en las universidades. 

“Por ejemplo, en 2017, había alrededor de 13 millones de estudiantes que se graduaron en las escuelas chinas, 9,4 millones de los cuales asistieron al Gao Kao, el examen nacional de ingreso a la universidad. De los 9,4 millones, sólo 3,7 millones fueron admitidos en las universidades, mientras que sólo 1,2 millones llegaron a las instituciones de nivel 1”, explica el informe y apunta Buchwitz: “Hay una presión para rendir que es incomprensible para los observadores occidentales, y se supone que los estudiantes deben ser preparados para ello por medio de tutorías”. 

Los proveedores de educación en China: su repercusión en el mercado

Como en el resto del mundo, las empresas proveedoras de educación en el gigante asiático han aumentado mucho su cotización bursátil estos meses, movidas por las ya de sobra conocida medidas de distanciamiento social. 

Y es que, a pesar delas altas valoraciones actuales, el informe señala de forma clara que “la consolidación del mercado educativo de China podría seguir siendo lucrativa”.  

Siguiendo su patrón específico en el que gracias al apoyo del Gobierno han surgido muchas empresas nuevas que desarrollan tecnologías para alcanzar la madurez del mercado y alcanzar un cierto tamaño, este sector parece consolidarse y agruparse en unos pocos actores regulados por los poderes públicos.

"Estos beneficiarios de la consolidación no sólo crecerán tan rápido como el mercado chino de tutorías en su conjunto, se prevé que crezcan entre el nueve y el diez por ciento cada año hasta 2023 y que ganen cuota de mercado", expone Buchwitz. 

Además, el gesto destaca que “estas empresas deberían estar en condiciones de reunir capital y conocimientos técnicos para la expansión del componente digital, lo que podría ayudarles a robar clientes adicionales de los proveedores analógicos” y argumenta que el crecimiento del componente online será significativamente más fuerte para 2023 que el mercado de las clases particulares en su conjunto.

Gestifonsa: "La sostenibilidad y las infrasestructuras se verán beneficiadas con Biden"