inversion

El 47% de las aseguradoras aumentarán en el riesgo de inversión

Una encuesta de BlackRock muestra como en los próximos 12 y 24 meses las aseguradores buscarán aumentar su riesgo de inversión y aumentan la apuesta en los bonos high yield

11 DE octubre DE 2018. 11:13H Irene del Campo

shutterstock-594675788_78123_20181011111926.jpg

Un estudio de BlackRock, en el que ha encuestado a 372 directivos de aseguradores y reaseguradoras de 27 países diferentes, revela que el 47% de los encuestados tienen intención de aumentar la exposición al riesgo de sus carteras durante los próximos 12 o 24 meses, frente al 9% que pretendía hacerlo en 2017.

La encuesta pone de relieve que, en general, las aseguradoras muestran amplitud de miras y que sus intenciones en términos de asignación de activos abarcan todas las clases de activos. Las inversiones alternativas siguen siendo atractivas: se mantiene un elevado interés en los mercados no cotizados, junto con el deseo de aprovechar selectivamente las oportunidades que ofrecen los mercados emergentes, como el mercado de acciones “A” de China.

En las conclusiones del estudio también se aprecia una creciente importancia de la inversión basada en criterios medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG, por sus iniciales en inglés) en todo el sector; así, el 83% de las aseguradoras, con las europeas a la cabeza, confirma la importancia de las políticas de inversión con criterios ESG para sus empresas. Sin embargo, a pesar de esta mayor relevancia, el 70% de las aseguradoras afirmó carecer de conocimientos especializados internos para modelar variables ESG. Además, en el marco del estudio, BlackRock realizó exhaustivas entrevistas1 que revelaron que incluso los inversores experimentados en el ámbito de los criterios ESG tenían dificultades en estos momentos para integrarlos en el conjunto de la cartera.

Patrick M. Liedtke, responsable de la unidad de clientes institucionales e instituciones financieras para BlackRock en Europa, Oriente Medio y África, señaló: “Al igual que en 2017, las aseguradoras de todo el mundo siguen pensando que la mejora de las rentabilidades de la inversión es un factor esencial para impulsar los beneficios. Sin embargo, la diferencia este año es el notable cambio en la predisposición de las aseguradoras a asumir riesgos.

Dentro del universo de la renta fija, las expectativas sobre la mayoría de subsectores son mucho mejores que el año pasado. Este hecho se observa especialmente en la deuda pública, donde el 37% prevé un aumento de la ponderación en los próximos 12 a 24 meses, frente al 9% en 2017. Las aseguradoras también planean incrementar considerablemente sus exposiciones a otros sectores, por ejemplo, los bonos high yield (33%), los bonos municipales (35%), los préstamos bancarios y los bonos de titulización de préstamos (33%).

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"