inversion

El 53 % de los gestores activos obtuvieron mejores resultados que sus índices de referencia

Los gestores activos de pequeña y mediana capitalización destacaron en las primeras posiciones con un rendimiento medio del 70%

11 DE septiembre DE 2020. 14:18H Funds&Markets

db85c5accdb85830c9c064f15aee814b.jpg

Los gestores de fondos activos se vieron desafiados por las incertidumbres políticas (especialmente la guerra comercial entre Estados Unidos y China y el Brexit) en 2019, pero los resultados en el primer semestre de 2020 muestran que han sido capaces de navegar mucho mejor por las circunstancias y consecuencias únicas de la pandemia Covid-19.

El “Active-Passive Navigator” del equipo Lyxor ETF Research ofrece un análisis exhaustivo del rendimiento de los fondos activos domiciliados en la UE en relación con sus índices de referencia, así como una revisión de las tendencias de los mercados mundiales. Su último informe concluye que, de media, el 53 % de los gestores activos de renta variable obtuvieron mejores resultados que sus índices de referencia en el primer semestre de 2020.

Los gestores activos de pequeña y mediana capitalización mostraron una elevada ratio de éxito en la mayoría de las regiones en comparación con sus índices de referencia (de media, el 70% se comportó mejor). Como las acciones de pequeña capitalización se vendieron en gran medida durante la crisis del mercado, los gestores exitosos pudieron aprovechar las clara rotaciones dentro del sector (salidas de acciones cíclicas y de valor y entradas en acciones defensivas, de crecimiento y de calidad).

El rendimiento relativo de los gestores de fondos activos de gran capitalización fue más desigual. Los fondos estadounidenses lucharon pero los gestores europeos y japoneses sortearon la creciente dispersión de las acciones - reflejando las desiguales respuestas sanitarias y económicas a la pandemia.

En marcado contraste, los gestores activos de renta fija se quedaron rezagados en el primer semestre de 2020, con sólo el 33% de los fondos superando sus índices de referencia. La mayoría de los gestores no lograron mantenerse al día con el estímulo monetario y fiscal récord desatado en el mundo, que ancló los rendimientos a mínimos y provocó subidas en los precios de bonos. 

Los gestores soberanos y flexibles fueron los que más dificultades tuvieron, especialmente los que operaban en los Estados Unidos: sólo el 21% de los fondos soberanos estadounidenses superaron sus índices de referencia. Los gestores de high yield sobresalieron, en particular aquellos que operaban en Euro, con un 51% de rendimiento superior, principalmente gracias a su posicionamiento defensivo general. Aunque la corrección del mercado fue particularmente severa en este sector, con la evaporación de la liquidez y unos niveles de volatilidad implícitos que se dispararon hasta sus niveles más altos desde la crisis financiera de 2008, el posicionamiento defensivo de los gestores activos y la reducción del riesgo de cartera justo antes de la corrección del mercado les ayudó a protegerse contra el choque histórico del mercado. Los fondos de deuda en hard currency de los mercados emergentes también mitigaron su rendimiento relativamente bajo, gracias a la creciente dispersión de los precios de los activos, acorde con las desigualdades en términos de vulnerabilidad de los países y de respuestas frente a la pandemia.

Luna: "Tanto la volatilidad como la gestión activa serán muy importantes en lo que queda de año"