miércoles, 26 junio 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

El bono español, por primera vez por debajo del 0,50%

Nunca antes el interés del bono español a 10 años había bajado del 0,50 por ciento. Las tensiones geopolíticas actúan de catalizador y los inversores se lanzan a la compra de deuda pública. El bono alemán está en mínimos históricos y países como Portugal, Francia u Holanda también recogen una demanda creciente de dinero en busca de refugio.

14 de junio de 2019. 11:43h Funds & Markets
  • El bono español, por primera vez por debajo del 0,50%

La oleada de compras recientes de renta fija no cesa. Va a más. Las dudas y la incertidumbre generalizada y agravada ante la falta de visos de acuerdo en materia comercial atraen a los inversores hacia los bonos europeos en busca de refugio.

En el caso español, el interés del bono a diez años se coloca en el 0,497 por ciento a mediodía, es decir, por primera vez en la historia está por debajo del 0,5 por ciento. Mientras, el bono considerado como más seguro, el bund alemán, también bate récord en sus tasas negativas, al situarse en cotas de -0,26 por ciento. Y la situación es prácticamente generalizada en otros países europeos, con el bono francés a 10 años en el 0,082 por ciento o el holandés en el -0,083 por ciento, mientras que los tipos del bono portugués al mismo plazo se colocan en el 0,60 por ciento.

Ante esta situación, Fidelity ha variado su postura en cuanto a renta fija Europea. "El argumento que planteábamos a comienzos de año en relación con el Bund y una posible subida de sus rendimientos a raíz de la estabilización macroeconómica europea está amenazado por el reciente giro de los acontecimientos en el plano comercial", asegura Andrea Iannelli, Director de inversiones en renta fija de Fidelity International.

De este modo, el deterioro de las perspectivas les ha llevado a revisar este mes la exposición a duración europea. Siguen apostando por mantener posiciones cortas en los tipos del núcleo europeo atendiendo a factores estacionales. Sin embargo, "incorporamos posiciones a favor del aplanamiento de las curvas en los mercados core y semi-core como cobertura frente a nuevos repuntes de la aversión al riesgo en un momento en el que la deuda pública europea replicará la evolución de los bonos del Tesoro de EE.UU", señalan.