inversion

El crecimiento del patrimonio financiero bajo gestión se ralentizará por primera vez en 10 años

Lo hará a un ritmo del 4% anual en los próximos cinco años hasta 2026, sustancialmente más lento que el 8% observado en los últimos cinco años, según un informe

21 DE septiembre DE 2022. 15:19H Funds&Markets

El crecimiento del patrimonio financiero personal bajo gestión a nivel global se ralentizará ligeramente por primera vez en más de una década a un ritmo del 4% anual en los próximos cinco años hasta 2026, sustancialmente más lento que el 8% observado en los últimos cinco años (2016-2021).

Esta es una de las principales conclusiones a las que ha llegado el informe anual ‘‘Global Wealth & Asset Management: Time to Evolve’, elaborado por Oliver Wyman junto con el banco estadounidense Morgan Stanley. 

Así, los expertos indican que nos encontramos lejos de ese mercado alcista en todas las clases de activos y que, el actual contexto de mercado se presenta, según Pablo Campos, Managing Partner de Oliver Wyman Iberia, con un “riesgo considerable de que la inflación sostenida interrumpa el crecimiento económico y el suministro de liquidez de los bancos centrales”. 

Además, añade: “La guerra en Ucrania plantea la perspectiva de una nueva era de tensiones geopolíticas y desequilibrio. Los gestores de patrimonio deben prepararse ya que es probable que los retornos de la inversión y el crecimiento de los activos se moderen y se vuelvan más volátiles a medida que la complejidad y las presiones sobre los márgenes y los costes se intensifican”.

Sobre las oportunidade presionadas de las ganancias de los gestores de patrimonio, y aunque se reconoce que se ralentizarán por primera vez en diez años, lo cierto es que los expertos señalan que las regiones de Asia Pacífico (APAC) y América del Norte impulsarán el incremento de la riqueza mundial, concentrando aproximadamente el 80% del patrimonio de nueva creación hasta 2026, el diferencial de crecimiento entre las regiones se está reduciendo. 

De esta forma, el texto augura que para 2026, el patrimonio gestionado en América del Norte se sitúe en 68.000 millones de dólares (desde 57.000 millones en 2021) y en 53.000 millones de dólares en Asia (frente a los 41.000 millones de 2021). Para Europa, tras haber crecido un 12,6% entre 2020 y 2021, se prevé que el patrimonio bajo gestión agregada alcance los 25.000 millones de dólares en 2026 desde 21.000 millones en 2021.

“Los gestores de patrimonio deberían reevaluar si el rendimiento de su presencia global y de sus inversiones en determinados mercados emergentes siguen siendo adecuados a la luz de este cambio en las perspectivas de crecimiento y de las mayores complejidades derivadas de la operación entre países o si debieran centrarse en menos mercados más estratégicos”, puntualiza Jaime Lizarraga, socio de Financial Services y Digital de Oliver Wyman.

Conclusiones fundamentales

Otra de las claves que nos proporciona el estudio es la necesidad de ampliar el rango de clientes para acceder a nuevos ingresos, y no centrarse tanto, como hasta ahora, en los segmentos de patrimonio neto ultra alto (UHNW) y de mayor patrimonio neto alto (HNW). De hecho, parece que los gestores de patrimonio se están dando cuenta cada vez más de que están desaprovechando oportunidades en los segmentos más bajos.

En este sentido, los expertos de Oliver Wyman y Morgan Stanley estiman que los inversores UHNW (con más de 50 millones de dólares de patrimonio) continuarán impulsando la creación de riqueza y representarán más del 40% del crecimiento total para 2026. Sin embargo, este segmento supone menos del 15% del total de los ingresos potenciales de la gestión de patrimonio.

Así, la mayor oportunidad de crecimiento de ingresos estará en los segmentos de clientes de la banda baja HNW con un patrimonio de entre 300.000 dólares y 5 millones de dólares. Según el informe, este segmento podría generar alrededor de 45.000 millones dólares de nuevos ingresos y llegar a representar aproximadamente el 60% del total de ingresos de la gestión de patrimonio para 2026. 

“Actualmente, vemos una fuente de ingresos de unos 230.000 millones de dólares en este segmento, de los cuales solo el 15-20% es penetrado por gestores de patrimonios. Para asesorar a este segmento de clientes de manera rentable, los gestores de patrimonio necesitan reducir los costes, particularmente en el extremo inferior”, precisan los expertos. 

Otra de las puntualizaciones a las que llega el informe es la cada vez más creciente importancia de los canales híbridos y digitales en lo que a la gestión del patrimonio se refiere. 

Así, la penetración de los canales digitales con los gestores patrimoniales tradicionales ha aumentado significativamente, y alrededor de dos tercios de los clientes han utilizado una forma de interacción digital en 2021. Incluso los clientes más veteranos han seguido esta tendencia, con una penetración digital de los clientes mayores de 65 años que casi se ha duplicado hasta el 40% desde 2019.

De hecho, el estudio concluye que la introducción de canales digitales y de cada vez más tecnología repercute en un reducción y diferenciación de los costes. Así, los costes de un gestor de patrimonio para atender a un cliente promedio hoy en día en el segmento UHNW / HNW tradicional son de entre 8.000 y 20.000 dólares y, aunque prevén que sigan siendo rígidos para las propuestas tradicionales premium, estiman que pueden bajar a entre 2.000 y 8.000 dólares en un modelo híbrido y a entre 500 y 2.000 dólares en un modelo digital.

Mercados privados, ESG y activos digitales: su demanda continúa aumentando 

En cuanto a clases de activos, las más novedosas y amplias son aquellas cuya demanda sigue aumentando de forma constante:  los mercados privados, los criterios ESG y los activos digitales. Las plataformas de mercados privados han conseguido establecerse como parte integral del ecosistema de gestión de patrimonio.

La inversión ESG desempeña un papel aún más importante en las carteras de los inversores. Mientras que los criptoactivos siguen siendo extremadamente volátiles, los activos digitales siguen despertando interés con el potencial de tokenizar activos y clases de activos tradicionales y nuevos (como el arte digital en las NFT), permitiendo un enfoque más amplio de la gestión de patrimonio.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"