inversion

“El halving es una oportunidad para los inversores en Bitcoin”

Dirigentes entrevista a Javier Pastor, director comercial de Bit2me -entidad especializada en compraventa de criptomonedas- y profesor de la Universidad San Pablo CEU sobre cómo puede afectar el proceso de halving a la evolución del Bitcoin. Cree que la crisis actual subrayará el carácter de activo refugio de esta criptomoneda, aunque reconoce que aún no es entendida por las masas.

12 DE mayo DE 2020. 08:16H Rocío Arviza

ad9a639028c46deff79af9bd6527849c.jpg

Estamos inmersos en lo que se conoce como halving, algo que está aumentando el interés de los inversores y acelerando el volumen, ¿qué es exactamente el halving y por qué genera tal expectación?

El Halving (en inglés por la mitad) consiste en un evento que forma parte del protocolo de Bitcoin. La emisión de nuevo Bitcoin se reduce cada 210.000 bloques o 4 años aproximadamente a la mitad. La recompensa que reciben los mineros por almacenar, distribuir y asegurar la red, cada vez es menor. En el momento de su nacimiento (3 de Enero del 2009), el número de unidades por las que competían y los mineros eran recompensados era de 50 por cada bloque minado (aproximadamente cada 10 minutos). Hoy es de 12.5 unidades y, desde hoy, será de 6.25. El objetivo del halving, es dar un carácter deflacionario e incentivar el ahorro en este tipo de dinero, desde un punto de vista monetario.

¿Qué han supuesto los anteriores halving en la evolución de Bitcoin como criptomoneda?

A los usuarios no les afecta en absoluto. El uso de la tecnología es la misma, puedes seguir enviando, recibiendo y almacenando bitcoin sin cambios. Los mineros compiten por una cantidad menor de bitcoin disponible, lo cual hace que tengan que tener más equipos y consumir más energía para conseguir la recompensa. En el corto plazo, muchos de ellos aprovechan los últimos días de este ciclo de halving para acumular todo lo posible y tener reservas para vender. Esto significa que es probable que durante el mes siguiente al evento haya una bajada de precio por la presión que ejercen estos mineros.

Para los inversores es una oportunidad, sabemos que el 65% de las carteras con 10 bitcoin o más no se han movido en los últimos dos años (lo sabemos gracias a blockchain). Eso significa que si va a haber menos cantidad disponible y la misma demanda o más (por la situación económica actual) el precio en el medio y largo plazo, tenderá a subir con fuerza.

¿Cómo suele afectar este proceso a la cotización del Bitcoin?

Se prevé que la volatilidad continúe en este mercado en los próximos meses y años. En el corto plazo, probablemente y por datos de los anteriores halving, es posible que tenga una corrección, algo que ya ha sucedido el día previo. La razón es la presión vendedora de los mineros. En el medio y largo plazo, se espera una demanda en aumento y, por lo tanto, una subida de los precios. Además de nuevas aplicaciones, herramientas y actores sumándose al ecosistema, la crisis económica y monetaria que se avecina, hará que destaquen las características de refugio de este activo.

En el año 2012 el precio de una unidad de bitcoin era de 12 dólares y llegó a 1.139 dos años después. En 2016 un bitcoin costaba 200 dólares y llegó a 20.000 en 2017. Hoy es de 8.800 dólares y se estima que podría llegar a 100.000 a finales de 2021.

El Bitcoin sufrió como todos los activos en un primer momento al desatarse la pandemia del Covid-19 ante la necesidad de liquidez pero su recuperación posterior ha sido mucho más acusada, ¿a partir de ahora qué cabe esperar a medio plazo? ¿Qué factores apoyan una evolución al alza?

Tengamos en cuenta que el mercado total de Bitcoin es de solo 240.000 millones de dólares. Muchas personas que invierten en este activo lo hacen para especular, sin tener en cuenta los fundamentos de la tecnología. Aún hay una alta correlación con otros mercados. 

Los factores que van a ayudar al alza en el medio y largo plazo son principalmente la reducción de la oferta disponible de Bitcoin, una mayor información y facilidad de uso y acceso a la tecnología y la necesidad de refugio ante regímenes autoritarios y políticas monetarias que lleven a muchas monedas fiduciarias a perder su valor.

La crisis actual ha puesto del revés y ha derribado convicciones que teníamos interiorizadas en muchos ámbitos, ¿puede ser también la que socave las reticencias de muchos inversores hacia el Bitcoin porque lo ven especulativo?

Creo que no, Bitcoin aún no es entendido por las masas. No ha tenido la posibilidad de ser testado para lo que nació, que es ser un sistema monetario y financiero en sí mismo donde no tenemos que confiar precisamente en esas instituciones en las que muchas personas están perdiendo la fe y la confianza y que hasta ahora tenían el monopolio de la creación del dinero. Eso cambió con este invento.

Es innegable que la industria del Bitcoin ha madurado, hay bancos centrales interesados e inversores institucionales que han entrado en este mercado, ¿es descabellado pensar que pueda llegar a convertirse en otro pilar más en una cartera de inversión como las acciones, los bonos, etc...?

Bitcoin es una tecnología muy joven, desconocida en muchos aspectos. Incluso para fondos de inversión y brokers lo que más se comenta es su volatilidad y riesgo. 

Muchos bancos centrales han mostrado interés por una de las tecnologías que subyace a Bitcoin, que es Blockchain. Veremos en los próximos meses y años lanzamientos de monedas digitales como la del Banco Central de China, que está muy cerca de ser testada. Muchos hablan ya del dólar digital.

Tenemos que ser bien claros y cuidadosos en este punto y diferenciar monedas digitales emitidas por estados o empresas (Libra de Facebook), aun estando basadas en Blockchain, y criptomonedas como Bitcoin. Las monedas digitales de los estados serán centralizadas, privadas, beligerantes, censurables y con fronteras para su uso. Bitcoin es abierto, resistente a la censura, público, neutral y sin fronteras.

Por otro lado, creo que Bitcoin tiene que ser parte de un portfolio completo. Pensemos que cumple con muchas de las características del oro pero con un componente tecnológico que supera al metal como medio de intercambio, unidad de cuenta y almacenamiento de valor.  

¿La gran asignatura pendiente del Bitcoin tiene que ver con la regulación?

Para muchas personas, esto puede ser un condicionante en su futuro desarrollo. Para mí desde luego no lo es.

La realidad es que Bitcoin ya se puede usar como dinero en casi todos los países del mundo. Es un dinero libre que podemos elegir utilizar para realizar transacciones entre dos partes de mutuo acuerdo usando Internet como medio para transferirlo. En el fondo el dinero nos sirve como lenguaje para expresar valor los unos con los otros, Bitcoin nos da elección de elegir si es mejor que la moneda de nuestro país.

Añadir que Bitcoin está regulado en sí mismo, con unas normas y reglas basadas en matemáticas y criptografía que hacen que todos participemos en igualdad de condiciones independientemente de nuestro país, ideología, religión o estatus social. 

Si esperamos a los legisladores para usar una tecnología que da libertad a los individuos pudiendo almacenar y custodiar la riqueza sin terceros de confianza, estaremos perdiendo la oportunidad de elegir qué dinero nos interesa usar a los ciudadanos. Bitcoin te da soberanía sobre tu riqueza y usa la plataforma de colaboración más grande del mundo de seres humanos para ello, Internet. 

Moro: "Invertir en oro me parece la mejor opción para estar en el mercado"