inversion

El High Yield americano, el gran y desconocido valor al que mirar

El bonos de alto rendimiento son uno de los valores estrella, señalan desde la gestora francesa Axa IM.

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Patricia Malagón

shutterstock-389881714_41-172441_20190704183111.jpg

En un contexto como el actual, donde encontrar valor se torna complicado, valores como el High Yield americano aparecen para ofrecer algo de luz en la oscuridad. “En los últimos quince años encontramos que el High Yield americano se ha comportado mucho mejor que el S&P 500 en el mismo periodo”, comenta Jaime Albella, director de ventas de AXA IM.

Sin embargo, a pesar de los buenos datos que ofrecen estos bonos con un riesgo alto, “el inversor español los desconoce, no apuesta por ellos y se está perdiendo un gran activo que aporta buena rentabilidad en la cartera”, añade Albella. Pero esto no es todo, “es un activo que puede ofrecer un gran rendimiento en un contexto de desaceleración como el actual”. El director de ventas también ha destacado los bonos sin calificación, “que casi nadie tiene en cartera y que se han comportado hasta tres veces mejor que el S&P 500”.

¿Qué es un bono High Yield?

Los bonos High Yield pueden ser soberanos o corporativos y reciben la denominación de High Yield por haber recibido una calificación baja por parte de las agencias de calificación. Debido a eso, pagan un mayor interés al inversor dado que se entiende que asume más riesgo al comprarlo. Mientras que los bonos sin calificación significan que no han sido calificados por ninguna agencia.

Buenos datos

El índice Bloomberg Barclays US High Yield Index, que tiene más de 20 años, solo ha anotado cinco años de rentabilidades negativas y la rentabilidad media anual es del 7,4%. Por ello, puede ser un activo atractivo para aquellos que busquen un valor confiable y con una rentabilidad aceptable.

Cautela en la renta variable

Jaime Albella considera que es momento de “plegar velas” en la renta variable, sobre todo después de que haya alcanzado máximos históricos en los últimos días. “En seis meses ha tenido un comportamiento espectacular y el verano puede ser un buen momento para ser cautos con estos activos”, añade.

Recesión en 2020

El contexto económico no se presenta optimista. “Creemos que las posibilidades de que se produzca una recesión a finales de 2020 son del 70%. Eso sí, no podemos hablar de crisis, sino de una caída moderada, leve y pausada, especialmente en Estados Unidos”, señalaba el experto de la gestora francesa.

Inversis: "Vemos rentabilidades atractivas en algunos tipos de préstamos privados corporativos"