inversion

El High Yield europeo aumentará un 50% y el de EEUU un 25%

El endeudamiento corporativo es alto y el grado de calificación de los bonos ha ido empeorando con la crisis del COVID-19.

27 DE abril DE 2020. 17:44H Patricia Malagón

La crisis economía generada por el COVID-19 ha traído consigo un mayor nivel de incertidumbre en el mercado de crédito, por eso muchas compañías han visto rebajar su calificación de Investment Grade (Grado de Inversión) a High Yield (Alto Riesgo). “Son muchos los candidatos a ángeles caídos (compañías cuyo rating pasa de grado de inversión a high yield) cotizan ya a niveles de High Yield. Por ejemplo, a finales de marzo, aquellas compañías europeas que esperábamos que se convirtieran en ángeles caídos cotizaban a 460 puntos básicos, en línea con los bonos High Yield calificados como BB+/BB. Una situación que contrasta con las emisiones con rating BBB y BBB- que cotizaban a 360 puntos básicos menos en enero de este año”, asegura Álvaro Cabeza, Country Manager UBS AM Iberia.

Tanto es así que, según el análisis de UBS AM, esperan que el mercado de High Yield de Europa aumente alrededor del 50%, mientras que en Estados Unidos el aumento sería de poco más del 25%.

En los últimos años, una parte importante de la deuda ha ido a parar a la recompra de acciones y a la retribución a los accionistas, que en Estados Unidos ha pasado de 250.000 millones en 2010 a 850.000 millones en 2019. “Poner fin a esto en los difíciles tiempos actuales permitirá a las empresas gestionar mejor los niveles de deuda actuales. Aun así, el apalancamiento bruto de los nombres de referencia entre las empresas estadounidenses ha aumentado desde alrededor de dos a tres veces en los últimos nueve años, y en los últimos seis años el número de empresas con niveles de apalancamiento bruto (cuantificado por encima de cuatro veces) se ha duplicado hasta alrededor del 25 por ciento”, destaca Jeremy Cunningham, Director de Inversiones de renta fija de Capital Group.

Bancos centrales

Pese a este aumento del endeudamiento y de los bonos con peores calificaciones, los expertos consideran que el apoyo de los bancos centrales ha sido positivo.” En cuanto a las medidas tomadas por los bancos centrales, se puede decir que las autoridades monetarias actuaron rápidamente y gran escala para evitar el riesgo de un colapso del mercado”, asegura Cunningham. “Por ejemplo, la respuesta de los Estados Unidos ha sido mayor que la de Europa, pero la de la Unión Europea se ha desplegado con mayor rapidez. La ventaja de responder con prontitud es que da tiempo para hacer ajustes si es necesario”, puntualiza.

Álvaro Cabeza, comenta que la actual situación es diferente a la de 2008, algo fundamental para el mercado de deuda. “En comparación con la crisis financiera mundial de 2008, los programas de apoyo fiscal y monetario de los bancos centrales están ayudando a restaurar el orden en los mercados de crédito. También vale la pena señalar que los bancos están más saneados que en 2008; disponen de mayores reservas de capital y liquidez y, por lo tanto, esperamos que dentro de la deuda bancaria subordinada se produzca una menor incidencia de este tipo de rebajas de rating hasta High Yield. Además, en comparación con 2008/09, las entidades están en una posición mucho más robusta para apoyar a la actividad empresarial en estos tiempos difíciles”, asegura.

¿Invertir?

“En general, creemos que las perspectivas de los mercados crediticios son mucho más optimistas ahora que los bancos centrales han asegurado un funcionamiento ordenado, pero la mejor manera de navegar en estos tiempos inciertos a medida que el apalancamiento sigue aumentando es siempre utilizar el análisis fundamental para seleccionar los bonos”, señala el Director de Inversiones de renta fija de Capital Group.

El Country Manager de UBS AM Iberia, asegura ver valor en el grado de inversión de EE.UU. y de Europa, “ya que son segmentos del mercado apoyados por programas de compra directa de bonos de los bancos centrales y las valoraciones parecen atractivas. Además, preferimos el High Yield de corta duración de EEUU debido a las compras de ETFs de High Yield por parte de la FED”, concluye.

Artículos relacionados

Bonos convertibles, ¿clavo al que agarrarse en el entorno actual?
¿Son los bonos una buena opción de inversión?
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"