lunes, 16 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

El oro apunta a otra subida ante los recortes de tipos

El precio de la onza está en los 1.517 dólares y podría volver a dispararse tras los recortes de los tipos de interés.

09 de septiembre de 2019. 14:00h Funds & Markets
  • El oro apunta a otra subida ante los recortes de tipos

Todo apunta a que los dos bancos centrales más importante del mundo, la Reserva Federal y el Banco Central Europeo, prepararán nuevos estímulos financieros para reactivar la economía. La Fed podría recortar los tipos este mismo mes y el BCE podría reactivar el programa de compra de bonos soberanos. Ante esto, el oro se prepara para una nueva subida

Este lunes la subida del metal ha superado el 0,2% y cotiza en los 1.517 dólares por onza, algo alejado de los 1.552 dólares que logró superar hace unos días. Sin embargo, estos recortes podrían estimular de nuevo el precio del oro. "El oro físico es el camino a seguir, en mi opinión, debido al increíble aumento de la oferta monetaria", dijo Mark Mobius, socio fundador de Mobius Capital Partners, a la CNBC. Cree que los precios del oro seguirán siendo fuertes.

Lo cierto es que la incertidumbre tiende a beneficiar al oro. En la crisis económica de 2008 llegó a superar los 1.800 dólares por onza y a destacar como activo refugio para multitud de inversores. Ahora, el metal acumula una revalorización del 23% en los últimos doce meses debido a las tensiones comerciales y a las incertidumbres geopolíticas.

Los malos datos macroeconómicos también incentivan la inversión en oro, ya que es el activo refugio por excelencia en el que los inversores más confían cuando la economía da síntomas de agotamiento.

A esto se suma que, los bancos centrales también están comprando más. Los datos del Consejo Mundial del Oro indicaron que los bancos centrales compraron 374 toneladas métricas de oro, el mayor aumento neto registrado en el primer semestre de un año desde el año 2000. La encuesta sobre la Reserva de Oro del Banco Central de 2019 también indicó que el 11% de los bancos centrales de los mercados emergentes y de la economía en desarrollo mostró su intención de aumentar sus reservas de en los próximos 12 meses. Sin ir más lejos, China es uno de los países que más ha potenciado la compra de onzas de oro como refugio de su banco central.