inversion

Emergentes, un puntal para las carteras en 2020

La inversión en mercados emergentes aflora como una de las grandes apuestas de la mayoría de firmas para este año en las carteras más arriesgadas e incluso en las de perfil medio. El principal argumento es que seguirán siendo el motor del crecimiento global y que cuentan con valoraciones más atractivas. El sudeste asiático acapara las preferencias.

24 DE febrero DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

c5c186947bb5e09bfd98186e0de259c1.jpg

Con un porcentaje ajustado a cada perfil y siempre tras un exhaustivo proceso de selección, los mercados emergentes se presentan como una de las opciones estructurales de inversión del ejercicio. “Cada vez creemos que es más difícil que en una cartera equilibrada a nivel global un inversor no tenga activos expuestos a economías emergentes porque estas cada vez representan más del PIB mundial y, sobre todo, del crecimiento mundial”, asegura Álvaro Sanmartín, economista jefe de MCH Investment Strategies. De ahí que tener un porcentaje de la cartera expuesto a estrategias que traten de capturar ese crecimiento, en particular de la demanda interna de esos países, “nos parezca una buena idea”, pero “siempre de la mano de gestores locales y activos que se conozcan muy bien esos mercados”.

Los países emergentes (ver gráfico) ya representan “cerca del 60% del PIB mundial y sólo Asia supone el 34 por ciento. Seguirán siendo el motor del crecimiento global, aupados por la recuperación de Brasil, Rusia, México, Turquía o Argentina”, concreta Miguel Ángel García, director de inversiones de Diaphanum, quien explica que desde la firma trabajan estos mercados vía fondos de inversión. Y Pablo Uriarte, socio director de 360ªCorA SGIIC, justifica su preferencia por estos mercados porque “han tenido un comportamiento relativo muy flojo en los últimos años frente a los mercados desarrollados, acentuado en 2019 por la disputa comercial entre EE.UU y China. Esto ha provocado que su valoración cotice con un descuento significativo frente a la de otros mercados, a pesar de que el crecimiento económico vaya a ser mucho mayor en estas economías”. Además, pone sobre la mesa que “la fortaleza del dólar les ha perjudicado y creemos que en los próximos meses esta situación debería de revertirse parcialmente”.

Gráfico: Peso emergentes en el PIB mundial (%)

Fuente: FIM, Diaphanum

¿Zonas?

Desde 360º CorA muestran una clara predilección dentro del mundo emergente por Asia, por varias razones que resumen en: crecimiento, demografía, seguridad e innovación. Opinión que comparten en Fidelity. “Creemos que los mercados asiáticos ofrecen, en general, un crecimiento de los beneficios interesante con valoraciones más bajas que en muchos mercados desarrollados”, señalan.

“Preferimos Asia a Latinoamérica”, asegura Silvia García-Castaño, directora de inversiones de BNP Paribas Wealth Management. En concreto se fija en India porque “tiene unas dinámicas de población muy interesantes, mejores incluso que las de China porque su tasa de fertilidad es más elevada”. “Es el único país que ha llevado a cabo reformas de gran envergadura en los últimos años y cuenta con una reserva de crecimiento sostenible gracias a las fuertes tendencias demográficas y a los niveles especialmente bajos de deuda privada”, añade Benjamin Melman, CIO en Edmond de Rothschild

Se trata de un país que ha padecido un descenso del crédito pero en el que las reformas estructurales y el recorte de tipos dinamizarán el crecimiento en 2020, a juicio de los expertos. India también está entre los favoritos de Ignacio Muñoz-Alonso, estratega jefe de Inversis, al igual que China, el sudeste asiático y Brasil, además de esperar “sorpresas interesantes en Turquía y Argentina”.

Respecto a Latinoamérica, Alejandro Varela, gestor del fondo Renta 4 Latinoamérica, reconoce que justo ahora la región no está en el punto de mira de los inversores por la inestabilidad político-social que se vive en varios países y que “no invita mucho”, pero recuerda que “siempre está la capacidad de sorprender de regiones que sobre el papel no lo van a hacer bien”. Además, asegura que un tema comercial más encarrilado “puede ser un importante punto de apoyo”. Sobre sus inclinaciones, asegura que “desde el año pasado venimos apostando básicamente por México por un tema de valoración y por Colombia”. “Hay oportunidades, aunque haya que profundizar más para verlas”, señala.

Renta variable emergente

Una asignación a renta variable emergente es una de las ideas de inversión que más se repite en las estrategias de las gestoras y firmas de asesoramiento para este año. Desde MCH Investment Strategies apuntan al fondo Mirae Asset Great Consumer Fund como una forma interesante de capturar el incremento de la demanda interna en emergentes. Por su parte, José María Luna, socio de Luna-Sevilla Asesores Patrimoniales, cita para inversores arriesgados productos como el Robeco QI Emerging Conservative Equities D EUR, el Schroder USF Asian Opportunities o el el Hermes Global Emerging Markets Fund. Un fondo, este último, que junto con el UBS L EQ-China OPP USD-Q es el utilizado por los expertos de Diaphanum para exponerse a bolsa de estos mercados.

Desde AXA IM ven, en concreto, mucho potencial en China, por lo que acaban de lanzar un producto específico para invertir en renta variable del gigante asiático. “Su mercado de acciones A concita ahora un mayor interés tras ser incluido en varios índices y, aún más importante, existen muchas empresas de alta calidad que se están beneficiando de catalizadores de crecimiento estructurales, incluido el aumento del consumo, la innovación tecnológica y los cambios demográficos”, explica William Chuang, gestor del AXA Invesment Managers All China. Mientras, Lousa Lo, responsable de Greater China Equities de Schroders, corrobora que “seguimos enfocados en los negocios de orientación nacional, que creemos que se beneficiarán de la historia de crecimiento a medio plazo de China. Nuestra preferencia es para las empresas con exposición al tema del aumento del consumo, energías renovables, productos farmacéuticos, seguros y juegos selectos de TMT/internet/5G”.

Renta fija emergente

Después de generar una rentabilidad de dos dígitos en 2019, los expertos consideran que la deuda de los mercados emergentes aún tiene margen de mejora en 2020. La razón es que “gran parte de la rentabilidad se ha debido a la caída del rendimiento de los bonos globales y no al aumento de los precios específicos de los mercados emergentes”, asegura James Barrineau, director de deuda de mercados emergentes de Schroders. Además, existe cierto consenso en esperar que el próximo motor de ese rendimiento sea una caída del dólar estadounidense. En este sentido, Rocío Eguiraun, directora de Bankia AM, insiste en que si se cumple esta premisa de depreciación del dólar “los cupones añadidos a la apreciación de capital y a la apreciación de divisas formarían una combinación atractiva que ayudaría a capitalizar una parte de las carteras de los clientes”.  

Para M&G Investments la renta fija emergente también es un activo que los inversores menos conservadores deben tener en cartera este año, dado que se pueden conseguir con ella cupones de un 5,5 o un 6% en bonos emitidos en dólares. “Estos mercados están creciendo y se esperan recortes de tipos generalizados, lo que debería beneficiar a la renta fija”, señala Nicolo Carpaneda, director de inversión en el equipo de renta fija de la gestora. Además, aclara que “tendría dos tercios en divisa fuerte y un tercio en divisa local”. 

Alejandro Arévalo, gestor del área de Deuda Emergente de Jupiter AM, asegura que están dejando de lado las economías emergentes que dependen en gran medida del comercio y favorecen “a los países más pequeños que tienen historias macroeconómicas positivas, un consumo interno resistente y dónde podemos agregar valor y recibir un pago por el riesgo”. Y acara que al decir pequeños, como Guatemala o Kazajstán, no significa que sean ilíquidos.

Para Steve Ellis, CIO de renta fija de Fidelity International, en el actual entorno de tipos bajos y negativos, la “deuda de los mercados emergentes en moneda fuerte es atractiva, sobre todo los bonos high yield asiáticos”. De cara a tomar exposición para el medio y largo plazo, Luna ve interesante el fondo Groupama Ivo Fixed Income y Félix González, socio-director de Capitalia Familiar EAF, menciona el Principal Finisterre Unconstrained Emerging Markets Bond Fund.

Como vemos, opciones interesantes hay en el mundo emergente pero los expertos dejan muy claro que estos mercados suelen ser una dicotomía de riesgo y oportunidad para los inversores. Enfrentan desafíos diversos, como los efectos del coronavirus con el que ahora lidia China, por eso sólo se debe acercar a ellos con la perspectiva clara del largo plazo.


Turazzini (Blackbird): "No vemos que la tasa Tobin vaya a tener una relevancia mayor en el mercado"