inversion

¿Es atractivo invertir ahora? Argumentos a favor y en contra

A punto de afrontar el último cuatrimestre del ejercicio y con los mismos focos de incertidumbre que antes de las vacaciones, cabe preguntarse qué factores incitarían a aumentar exposición de cara al último tramo del ejercicio y cuáles todo lo contrario. Opiniones hay para todos los gustos

06 DE octubre DE 2019. 00:00H economía, negocios y finanzas

pros-y-contras_41-206218_20190829143725.jpg

Agosto ha movido más dinero en las bolsas del que suele ser habitual en el que sigue siendo el mes vacacional por excelencia. Además, en el caso español, tras la pérdida de los 9.000 puntos nada más estrenar el mes, la falta de dirección ha tomado las riendas. ¿Qué esperar a partir de ahora?

Cierto es que los grandes temas o factores de incertidumbre siguen ahí. Sigue el debate sobre si la desaceleración económica llegará a recesión, está en el aire la consecución de un acuerdo comercial entre China y EE.UU. y la incertidumbre es máxima en torno al Brexit. Así las cosas hay quien opta por extremar la cautela. Benjamin Melman, CIO de Edmond de Rothschild AM (EdRAM), tiene claro que es hora de tomar beneficios. “Recordamos que ya habíamos reducido la exposición a la renta variable europea en nuestras carteras el 2 de agosto tras la decisión de la FED de volver a una posición más neutral y menos proactiva, así como a los crecientes riesgos políticos vinculados a un Brexit duro y a las nuevas elecciones en Italia”, asegura.

Razones para la prudencia

Este último punto, el de Italia, parece ya encarrilado, pero Melman justifica su venta de acciones por varias razones. Por un lado porque le preocupa la inversión de la curva de tipos en EE.UU. y, por otro, por la contracción del PIB alemán en el segundo trimestre, situación que se une a la desaceleración en China. Además, recuerda que de no ser por los bancos centrales, la rentabilidad de los mercados de renta variable en lo que va de año “sería impensable en medio de una desaceleración de los beneficios empresariales, un ciclo económico cada vez más frágil y un entorno político que se ha vuelto tan arriesgado que los niveles de confianza de las empresas a nivel mundial se han visto erosionados”.

En este sentido, desde Edmond de Rothschild AM han recortado posiciones en bolsa estadounidense tras el repunte del 13 de agosto para aumentar en un punto su posición de infraponderación en renta variable.

Y para el optimismo...

Sin embargo, los expertos de Unigestion esbozan el escenario más favorable para un cuarto trimestre positivo. Reconocen que “el escenario macro es preocupante, pero podría mejorar en cuestión de meses”. En este sentido, consideran “atractivas” las valoraciones actuales tanto de la renta fija, como de la renta variable, en un escenario en el que los bancos centrales “se han convertido en el mejor aliado de los inversores”.

Desde esta forma subrayan que la perspectiva macroeconómica podría mejorar “en la medida en la que la Fed continúe relajando su política monetaria, fomentando las partes de la actividad económica más impulsadas por las tasas de interés, como el consumo de bienes duraderos, la inversión y el sector residencial”. Además, subrayan que el gobierno y el banco central de China cuentan con cierto margen para estimular la economía.

Junto a ello destacan que una estabilización de la guerra comercial podría apoyar a los mercados.

Por su parte, Glen Chapman, director de análisis y estrategia de renta variable y crédito de Banco Sabadell, asegura que “no comulgamos para nada con la idea de que vamos a entrar en recesión ni de que sea el fin del mundo”. De hecho incluso apunta a que hay elementos que pueden ser positivos de cara a la última parte del año, como el programa de estímulos en marcha en China, una posible activación de estímulos en USA o posibles nuevas rebajas de tipos de la FED.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"