inversion

¿Es momento de apostar por bonos de mayor calidad?

El incremento de la incertidumbre en el plano económico justifica la exposición a títulos de deuda corporativa de calidad más elevada, según BlackRock.

02 DE julio DE 2018. 21:38H Víctor Ranera

La mayor exposición global de los emisores de bonos de grado de inversión frente a los emisores de high yield también puede estar jugando un papel en estas tendencias en los mercados a medida que aumentan las tensiones comerciales. Eso es lo que al menos consideran desde BlackRock.

En su opinión, las tendencias se han visto exacerbadas por el cambio en el entorno de las tasas de interés: los emisores de IG están queriendo más financiación de deuda en un entorno más exigente. El aumento de los tipos a corto plazo ha aumentado la competencia por el capital, lo que representa "un cambio radical para los inversores en dólares estadounidenses".

Hay menos necesidad de aumentar el rendimiento cuando los inversores ​​en dólar pueden obtener rentabilidades por encima de la inflación en la deuda a corto plazo "libre de riesgo". Un ejemplo: las salidas fuertes de los fondos de deuda de los mercados emergentes, en contraste con los activos de los fondos de dinero estadounidense. Y es que aumentaron en 203.000 millones cada año, según el Instituto de la Compañía de Inversión.

Los inversores ahora tienen una opción que no es "TINA" (no hay alternativa). Es posible que los tipos más altos a corto plazo lleguen "para quedarse", pero desde la gestora esperan que las exposiciones de calidad "reafirmen su naturaleza resiliente típica después del aumento reciente en la emisión de IG real y esperada".

En parte esto refleja un cambio en las expectativas de emisión. Sin embargo, para que persista el bajo rendimiento de IG, tendríamos que ver "un aumento sostenido en las expectativas de emisión". La firma norteamericana asegura que este escenario "es poco probable ya que las recientes noticias sobre megafusiones fueron un evento único". En este contexto, las valoraciones de grado de inversión se han vuelto "más atractivas" en comparación con las de alto rendimiento.

Los rendimientos para las empresas de grado de inversión de corto plazo están ahora muy por encima del nivel de la inflación de Estados Unidos. Por eso, se ve que estos activos vuelven a desempeñar su función tradicional de cartera: "la preservación principal, especialmente en un entorno macro cada vez más incierto. Nuestro caso base es que el ciclo posterior a la crisis aún tiene espacio para ejecutarse".

Con todo, la incertidumbre en torno a las perspectivas de crecimiento se ha ampliado, con el impulso de los estímulos de Estados Unidos. A la actividad por un lado, y los riesgos de guerra comercial por el otro. Esta mayor incertidumbre, junto con el aumento de tipos de interés, ha contribuido a endurecer las condiciones financieras y aboga por un lastre de mayor calidad en las carteras.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"