inversion

¿Es Tesla una buena oportunidad de inversión?

La compañía sube más de un 183,5% en estos últimos doce meses y las perspectivas sobre ventas son positivas.

06 DE febrero DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

c743810cdc35da5ce66b8e31c561a93a.jpg

La situación de Tesla hace poco más de un año era francamente preocupante, tanto es así que el propio Elon Musk amenazó con retirar a la empresa de la bolsa. Pero, la compañía automovilista está dando un giro de 180 grados a su situación bursátil. La mejor prueba de ello es que desde principios de febrero de 2019 y ahora, acumula una revalorización del 183%. O lo que es lo mismo, sus acciones han pasado de los 317 euros a los 887, su gran máximo histórico.

¿Por qué ha subido?

Gran parte de esta subida se justifica con lo que espera el mercado de la compañía en los próximos meses. Las previsiones de ingresos para 2020 están en los 32.000 millones de dólares, lo que haría que por primera vez la empresa generase beneficios en lugar de pérdidas. Pero esto no es todo, para 2021 las ventas crecerían hasta los 40.000 millones, según las previsiones, y los beneficios se duplicarían con lo esperado para 2020.

Además de esto, el comunicado de Panasonic, que aseguró que estaba expandiendo la producción de baterías para poder mantener el ritmo de la demanda de Tesla, también impulsaron a la compañía. Estos datos se suman al hecho de que la semana pasada la empresa Elon Musk asegurase que había tenido unos ingresos de 7.380 millones en el último trimestre del año y 24.600 millones en el conjunto de 2019.

¿Tiene más recorrido?

La subida descomunal de Tesla tiene expectantes a los inversores ya que no saben si podrá seguir subiendo o si, por el contrario, sufrirá una corrección. No hay una respuesta simple a esta pregunta. Y, de hecho, Wall Street todavía sigue muy dividido en cuanto a las previsiones de Tesla.

“Por un lado, los alcistas de Tesla se deleitan con el combustible generado por los resultados récord de Tesla en el cuarto trimestre, así como sus planes de entregar más coches a nivel mundial en 2020”, explica Haris Anwar, analista de Investing.com. Además, la fábrica que acaba de abrir en Shanghái y el éxito de la compañía a la hora de superar su ambicioso objetivo de vender 360.000 vehículos en el año también son una poderosa señal de que Tesla podría convertirse rápidamente en un actor significativo de la industria si continúa cumpliendo con sus objetivos.

"Tesla está aún más por delante de lo que se ha informado y de lo que se creía y creo que la brecha se está ampliando entre esta empresa y sus competidores, no reduciendo", comentó Peter Rawlinson, director ejecutivo de Lucid Motors Inc., en la Cumbre BloombergNEF de San Francisco.

“Por otro lado, y en medio de esta febril revalorización de las acciones de Tesla, también hay un montón de analistas que están llamando a la prudencia y no creen que la historia de Tesla sea tan color de rosa como parece”, explica Anwar.

De hecho, en Estados Unidos dos prestigiosas webs de análisis bursátil están poniendo en tela de juicio está subida y aseguran que si Musk fuera administrador de fondos de inversión apostaría en contra de Tesla en el corto plazo. A esto se suman que el índice de fuerza relativa (RSI) señala que la acción está sobrecomprada.

“Aunque hay fuertes expectativas en la compañía por el automóvil híbrido y Cybertruck así como el empuje que se está dando a la producción en China tras firmar un contrato con el fabricante de baterías chino Contemporary Amperex Technology con lo cual la compañía espera una producción de 500.000 vehículos en 2020 (+36% respecto 2019) creemos que el sentimiento FOMO (Fear Of Missing Out) sobre la compañía es excesivo por: primero, el cierre temporal de la fábrica en Shanghai que se puede demorar más días y que afectará a nivel micro (producción de las compañías) y macro (PIB de China) además indicadores técnicos como el RSI de 14 semanas (medio plazo) el cual está en zonas de 94 (máximos casi históricos) nos muestra una excesiva sobrecompra”, señala Juan José del Valle de Rentamarkets.

“No hay duda de que Tesla está de vuelta tras aumentar su producción y construir una fábrica en China que podría marcar un hito en cuanto a la rentabilidad a largo plazo de la compañía. Pero el fabricante de automóviles ha tenido sólo un puñado de trimestres rentables en su historia y nunca ha sido rentable en términos anuales”, concluye el analista de Investing.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"