inversion

ESG: tres letras que significan crecimiento sostenible

Las empresas de calidad cuentan con un exceso de flujo de caja libre, por lo que pueden priorizar las iniciativas ESG

15 DE abril DE 2021. 13:21H ODDO BHF

cde2949b623adf18c29d93c06fd49e39.jpg

ESG. Los gestores de fondos e inversores ya no pueden ignorar estas tres letras actualmente, a medida que cada vez más inversores empiezan a invertir de acuerdo con objetivos de sostenibilidad. Dado su enfoque de inversión orientado a la calidad, los fondos de ODDO BHF Polaris siempre han tendido a la sostenibilidad. Las empresas de calidad cuentan con un exceso de flujo de caja libre, por lo que pueden priorizar las iniciativas ESG. Además, gracias a su enfoque de calidad, los fondos Polaris no suelen invertir en sectores que no cumplen los criterios ESG, como la energía (escaso flujo de caja libre e impacto elevado de los precios de las materias primas) o los suministros públicos. Se invierte principalmente a largo plazo, sin apuestas a corto plazo. Esto se ha formalizado ahora con la inclusión de normas expresas en materia de sostenibilidad de los folletos. Tener en cuenta los aspectos medioambientales, sociales y de gobierno corporativo al invertir no está reñido, como a veces se presupone, con la rentabilidad financiera de las inversiones gestionadas de forma sostenible. Hay que tener poca visión para vincular sostenibilidad únicamente con una restricción del universo de inversión, por ejemplo, la exclusión de los sectores perjudiciales para el medioambiente. Consiste más bien en incluir en el análisis de las empresas criterios que tienen una importancia decisiva para la rentabilidad sostenible a largo plazo. La integración de criterios ESG en el proceso de inversión de nuestros cuatro fondos Polaris no conlleva cambios importantes en las carteras. En su lugar, los criterios ESG complementan de forma ideal nuestros análisis fundamentales.  

¿Cómo afectan a la rentabilidad los criterios ESG?

La relación entre los factores ESG y los resultados de las empresas ha sido objeto de numerosos estudios empíricos desde la década de 1970. Según un metaestudio de la Universidad de Hamburgo y DWS que evaluó 2.200 estudios empíricos, la mayoría de estos llegó a la conclusión de que la sostenibilidad tiene un impacto positivo en los resultados financieros de las empresas. Un metaestudio recientemente publicado por el NYU Stern Center for Sustainable Business demuestra que las inversiones sostenibles se comportan igual de bien o mejor que las normales. Además, tienen un comportamiento más estable, especialmente en tiempos de crisis, de acuerdo con un análisis llevado a cabo por ODDO BHF Asset Management la pasada primavera. Las empresas con puntuaciones ESG superiores a la media en criterios sociales y de gobierno corporativo presentaban un perfil de riesgo y rentabilidad mejor que la media durante este periodo. Sin embargo, en la inversión sostenible no todo es blanco o negro, sino que hay que encontrar empresas que combinan de forma creíble el éxito financiero con una apuesta verificable por los criterios ESG. Cada caso debe sopesarse de forma individual. Por ejemplo, los fondos ODDO BHF Polaris invierten en el grupo de ingeniería eléctrica Schneider Electric, activo en ámbitos como la tecnología solar y las redes inteligentes. La compañía de seguros Allianz también está representada actualmente en la cartera; esta aseguradora ha empezado a tener más en cuenta los riesgos relacionados con el cambio climático en su política de inversión.

La familia de fondos multiactivos ODDO BHF Polaris está compuesta por cuatro fondos para diferentes perfiles de riesgo, del moderado al equilibrado y del flexible al dinámico. Los fondos se diferencian principalmente en su perfil de riesgo, que se define por su exposición máxima a la renta variable. Por lo demás, invierten en una selección de activos tradicionales, como acciones o bonos corporativos, con un enfoque de inversión orientado a la calidad. Pueden hacerse ajustes a corto plazo de acuerdo con entorno de mercado de forma eficiente mediante instrumentos derivados. Para el éxito de la inversión de los fondos es fundamental la marcada orientación hacia los valores de calidad, aunque estos puedan fluctuar con la misma fuerza a corto plazo. El factor determinante es que suelen recuperarse rápidamente gracias a su calidad.

Las empresas mencionadas arriba no constituyen ninguna recomendación de inversión.

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"