inversion

Estas son las grandes apuestas de JP Morgan AM para el 3T

Renta variable estadounidense y high yield. Son las dos clases de activos con las que están más positivos desde la gestora americana. JPMorgan AM considera que no son necesarias las bajadas de tipos que descuenta el mercado en EE.UU y, de hecho, esperan una o dos a lo sumo.

06 DE octubre DE 2019. 00:00H economía, negocios y finanzas

jp-morgan_41-195666_20190723120755.jpg

En JP Morgan Asset Management siguen ligeramente infraponderados en renta variable frente a renta fija, pero Lucía Gutiérrez Mellado, subdirectora de estrategia de la gestora para España y Portugal, asegura que se trata de una infraponderación mínima porque hay que seguir teniendo exposición. Para la parte de bolsa, reconoce que lo que más les convence es la renta variable estadounidense, la única región para la que cuentan con una recomendación de sobreponderar, frente al consejo contrario para la bolsa europea y emergente.

Desde la gestora esperan un balance anual positivo para el activo renta variable en general, sobre el que actúan dos fuerzas contrapuestas: una subida limitada del crecimiento de los beneficios empresariales acota la posibilidad de avances bruscos, frente a unas actuaciones previsibles de los bancos centrales ( bajadas de tipos) que deberían evitar descensos igualmente bruscos.

En renta fija, el activo con el que son más optimistas en JP Morgan AM es el high yield tanto en Europa como en EE.UU. Y solo si se acelera un escenario de llegada de recesión - que no observan por ahora- revisarían ese posicionamiento. "Sin inflación y con tipos a la baja debería ser un escenario favorable para el high yield", asegura Gutiérrez Mellado.

Además, señala que "el cambio que hemos hecho en renta fija es que nos hemos ido a neutrales en duración", después del último comportamiento que han registrado las tires.

Tipos y crecimiento

La subdirectora de estrategia de JP Morgan AM para España y Portugal asegura que apuestan por un crecimiento global del 2,5 por ciento para este 2019. Eso sí, señala que hay que vigilar muy de cerca los efectos que puede tener para ese crecimiento una guerra comercial para la que, de momento, no se vislumbra solución cercana. "Hasta ahora la situación ha sido manejable tanto para China como para EE.UU. pero preocupa la incertidumbre que están generando y que ésta aumente", apunta.

La previsión para el crecimiento de EE.UU en la gestora se sitúa en torno al 2 por ciento y en el 1,2 por ciento para Europa y, respecto a las políticas de los bancos centrales tienen varias ideas muy claras. Creen que el banco central chino hará todo lo posible para conseguir un crecimiento en el rango que se ha fijado ( 6 por ciento). Estiman que la FED bajará tipos en "una o dos ocasiones y luego hará una pausa para ver cómo evoluciona la situación", frente a los tres o cuatro recortes del precio del dinero que descuenta el mercado.

Mientras, por lo que toca a la política de tipos del BCE, Gutiérrez Mellado señala que "habrá bajadas porque la situación macro es peor que en EE.UU. y el BCE no puede permitir que bajen allí y no en Europa". Algo así -señala- conllevaría una apreciación del euro y un perjuicio para las exportaciones de la zona euro.

BNY Mellon: "creemos que es momento para la gestión activa"