miércoles, 20 febrero 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

"Favorecemos un enfoque oportunista para las carteras”

, Iván Díez, Country Head de Groupama AM en España, hace un repaso de cómo pueden ser los posicionamientos de carteras para este nuevo curso que ya ha arrancado.

14 de febrero de 2019. 00:01h Héctor Chamizo
  • Image

Las oportunidades de inversión en 2019 van a llegar bajo un análisis más minucioso que años anteriores, debido al desarrollo del pasado ejercicio. De esta manera, Iván Díez, Country Head de Groupama AM en España, hace un repaso de cómo pueden ser los posicionamientos de carteras para este nuevo curso que ya ha arrancado y de qué esperar en general en el mundo de los mercados.

Durante 2018 se pudo observar un enfriamiento en cuanto la inversión en fondos. ¿Cree que eso cambiará ahora?

2018 fue un año para olvidarse de los fondos de renta variable europea y del crédito high yield. Los temores de una desaceleración económica condujeron a flujos negativos en todos los activos de riesgo, acentuando la caída en los índices de acciones. Además, las salidas fueron masivas en acciones: solo en diciembre, las recompras de acciones en mercados desarrollados alcanzaron los $ 60.000 millones. Esta falta de liquidez impulsó las caídas en diciembre. Esta dinámica se materializa en todas las clases de activos por un fuerte aumento de la volatilidad. Por tanto, es difícil decir si va a cambiar. En cualquier caso, en ausencia de catalizadores claros que revertirían la tendencia a la baja, los mercados podrían volver a ser particularmente turbulentos a principios de año y estar sujetos a sacudidas de volatilidad.

¿Por qué los fondos de inversión pueden ser el mejor vehículo de cara a obtener rendimientos en 2019?

En un texto con baja liquidez con posibles sacudidas de volatilidad, es interesante implementar estrategias de gestión activa en fondos de inversión: ajuste de posicionamiento, reequilibrio de riesgos y cobertura. Por ejemplo, los equipos de gestión activa de Groupama AM volvieron a equilibrar las carteras en diciembre, para volver a ponderar los riesgos y favorecer la liquidez. Por lo tanto, las carteras han vuelto a la neutralidad de los activos de riesgo para abordar 2019 con menos restricciones; para poder volver a los mercados en caso de ajustes excesivos y poder soportar un poco de volatilidad en las carteras.

Uno de los grandes focos sigue puesto sobre los bancos centrales. ¿Consideran que la Reserva Federal puede pausar el ritmo de subidas de tipos?

Las tensiones financieras están afectando ligeramente el crecimiento de 2019 (alrededor de 3 décimas sobre el crecimiento de Estados Unidos). Sobre todo, las recientes tensiones financieras aumentan significativamente la probabilidad de uno de los escenarios adversos que hemos identificado, el « liquidity squeeze » : un ajuste monetario demasiado fuerte que pese sobre los activos de riesgo y, por lo tanto, sobre la economía real, en un contexto de fuerte vulnerabilidad a los efectos riqueza.

En otras palabras, la probabilidad de un escenario de "profecía auto-cumplida" ha aumentado: las próximas publicaciones económicas podrían sorprender a la baja y confirmar las inquietudes de los inversionistas en un entorno de mercado ilíquido y sin "contrarians". Lo peor tampoco es cierto: el contexto actual debería llevar a la Reserva Federal a cambiar su balance de riesgos y ajustar de manera pragmática su “forward guidance” con una pausa explícita en el ajuste monetario en lugar de una única desaceleración en el ajuste monetario. Se necesita un mensaje contundente y rápido de las autoridades monetarias sobre la liquidez para evitar la "profecía auto-cumplida".

¿Cómo se puede reflejar esto al final en la evolución del dólar frente a las principales monedas?

El dólar podría caer frente a otras monedas y estar menos protegido.

En Europa parece que los focos de incertidumbre, lejos de reducirse, aumentan. Brexit, Italia, España... ¿Todo esto cómo afecta a la hora de tomar decisiones de inversión en el ámbito europeo?

Sí, las fuentes de incertidumbre son numerosas a finales del año 2018. El riesgo político todavía está presente en Europa.

¿Desde Groupama AM consideran que es momento de apostar por Europa o mejor estar al margen con lo que se puede esperar?

En carteras de multi-assets : no se prefiere ninguna zona a corto plazo: Estados Unidos se ve afectado por el dinámica bajista de las acciones y revisa más netamente sus expectativas de beneficios; la zona euro sufre un contexto político complicado entre las tensiones sociales y las negociaciones sobre Brexit; y los países emergentes aún no han demostrado que los fundamentales han tocado el punto más bajo. La falta de visibilidad / liquidez y el aumento de la volatilidad nos llevó a volver, tácticamente, a la neutralidad en términos de asignación de activos de riesgo para todas las zonas. Abordamos 2019 esperando una señal positiva o de un ajuste excesivo adicional.

Precisamente en Europa puede esperarse el inicio de la subida de tipos durante este ejercicio. ¿Cuál es su pronóstico?

En cuanto a las carteras de renta fija, seguimos siendo cautos y estando poco expuestos a los tipos, el bajo nivel actual del tipo a 10 años alemán, la incertidumbre política que acompaña a la entrada en el año 2019, así como la salida anunciada de las políticas monetarias acomodaticias en Estados Unidos y Europa, o incluso las necesidades de financiación de los estados (implementación de medidas sociales en Francia o Italia) no deberían hacer que los tipos se relajen.

Los inversores y muchos gestores están optando por estrategias más defensivas a partir de ahora. ¿Ustedes son partidarios de ser más conservadores en las inversiones?

Sí: los equipos de gestión activa de Groupama AM volvieron a equilibrar las carteras en diciembre, para volver a ponderar los riesgos y favorecer la liquidez.

En concreto, ¿cómo posicionarían las carteras durante este año (2019)?

La falta de visibilidad / liquidez y el aumento de la volatilidad nos llevó a volver, tácticamente, a la neutralidad en términos de asignación de activos de riesgo. Dado que la relación rentabilidad / riesgo de estos activos se ha deteriorado, en este contexto, favorecemos un enfoque oportunista. Queremos comenzar el año 2019 con todo el margen de maniobra que nos permita reposicionar las carteras de renta variable y renta fija en caso de una señal positiva o un ajuste adicional excesivo.

Otro de los análisis se centra en la renta fija, tanto gubernamental como corporativa. ¿Ustedes ven atractivo en la renta fija? De ser así... ¿Dónde concretamente?

Somos cautelosos con la renta fija como Crédito, aunque las valoraciones son significativamente más atractivas para el Crédito. Estamos listos para reposicionarnos con mayor fuerza en el segmento de Crédito cuando aparezcan señales de mejora en los mercados (flujos, liquidez ...).

Muchos expertos hablan que en este 2019 donde más rentabilidades se encontrarán será en los mercados emergentes. ¿Lo ven así?

Los mercados emergentes han mostrado una buena resistencia a finales de 2018. A corto plazo, la menor presión sobre la deuda de los mercados emergentes en divisas fuertes y primas de riesgo cercanas a los máximos de diciembre de 2015 pueden mantener estas posiciones en las carteras multi-assets.