inversion

¿Ha llegado el momento del sector telecos?

A nadie se le escapa que el sector de telecomunicaciones ha estado de capa caída en los últimos tiempos. Sin ir más lejos, en el último año su desempeño ha sido de un repunte del 3 por ciento frente a un avance general del mercado del 18 por ciento. ¿De qué depende su eventual despertar en bolsa? ¿Cuáles cuentan con mejores expectativas?

06 DE octubre DE 2019. 00:00H economía, negocios y finanzas

telecomunicaciones_41-170297_20190626222230.jpg

Los inversores están en la tarea de evaluar si el ciclo negativo de las compañías de telecomunicaciones ha llegado a su fin. Se preguntan si el sector será capaz de monetizar el crecimiento de los datos móviles hacia el que vamos y las respuestas no están claras. Hay consenso en que las telecos han avanzado bastante en solucionar sus grandes lastres, pero no está claro que sea suficiente para que comiencen a despegar en bolsa.

Puntos a favor

Desde Bank of America Merrill Lynch destacan como positivo, por ejemplo, que el sector se haya comprometido a reevaluar la necesidad de poseer infraestructuras independientes y exclusivas. En ese sentido son claves los acuerdos de intercambio de redes, tendencia que se está acelerando, entre otras cosas, por el coste de las subastas 5G. “Esperamos que el tema siga siendo prevaleciente en los próximos años, con una eficiencia de capital considerable que se puede lograr a medida que los operadores mutualizan los costes”, subrayan desde esta firma.

Mientras, Victor Peiró, director de análisis de GVC Gaesco Beka, enumera algunos catalizadores positivos para el sector de las telecos. Por un lado los eventuales spin-off de activos con altos multiplicadores pagados en mercado, como torres de telecomunicaciones, cables submarinos o centros de datos. Por otro, cita también el potencial de estabilización o mejora de sus cotizaciones frente a los operadoradores móviles virtuales, pero apunta a más factores. Entre ellos, menores one-offs (impacto único extraordinario) sobre todo ligados a planes de restructuración e integración. Destaca también que el sector experimenta en general una positiva refinanciación financiera y que aspira a incrementos de ROCE (rentabilidad sobre el capital empleado) por la mencionada compartición y coinversión de infraestructuras, entre otras cuestiones.

Junto a ello, Pablo García, director general de Divacons-Alphavalue, recuerda que pese a ser, a priori, uno de los sectores más beneficiados por un entorno de tipos largos muy bajos, las telecos “no han tenido un crecimiento en ventas especialmente potente, pero han mejorado claramente los márgenes de Ebitda”.

Las mejores opciones

Bank of America Merrill Lynch cuenta con recomendación actual de compra para un buen puñado de compañías del sector de telecomunicaciones en Europa. En concreto, para Telecom Italia, Vodafone, Telefónica, Illiad, Orange, Deutsche Telekom, KPN, Tele2, Cellnex, Inwit y Elisa. Sin embargo, de todas ellas, donde más potencial de revalorización se ve frente a su cotización actual es en Illiad y en Vodafone, puesto que les otorgan precios objetivos de 152 euros y 192 libras, respectivamente. En cambio, a Telefónica le ven potencial hasta los 10,90 euros, frente a los 7,30 del cierre de la última sesión.

Telefónica sería la opción a mirar en el sector por Pablo García, de Divacons-Alphavalue. “Telefónica tiene un claro poder de fijación de precios. Los ha subido en casi cinco ocasiones en los últimos dos años, tiene un free cash flow (flujo de caja libre) que cubre los dividendos y un buen dividendo”, pero constata que el inversor no ha buscado a la compañía como valor refugio o anticíclico en los últimos tiempos. Por eso consideraría tomar posiciones a partir de ahora de cara a “un entorno en el segundo semestre que puede ser más complejo”.

La operadora presidida por José María Álvarez Pallete es también una opción de compra para los analistas del Banco Santander, aunque quien más les gusta es MásMóvil, al considerar que mantendrá su buen impulso comercial. Y Telefónica es una de las recomendaciones para la segunda parte del año de GVC Gaesco. “Ya ha tocado fondo y algún día subirá”, apunta Víctor Peiró. Dicho esto, no espera un gran crecimiento pero entiende que la cotización tiene que recoger algo de todas las mejoras que está llevando a cabo la compañía. Y en este punto señala que poco a poco está recortando la deuda y que en cualquier momento puede anunciar ventas de filiales como la mexicana o la de Reino Unido, con las que mejorará las cuentas y la eficiencia.

Inversis: "Vemos rentabilidades atractivas en algunos tipos de préstamos privados corporativos"