martes, 15 octubre 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

¿Hay oportunidades de inversión en las bolsas?

Los expertos mantienen una división de opiniones sobre si es buen momento para invertir en la renta variable. La prudencia y el acercamiento a una recesión, frenan el optimismo de septiembre.

02 de octubre de 2019. 08:00h Patricia Malagón
  • ¿Hay oportunidades de inversión en las bolsas?

El Ibex 35 cerró septiembre como el segundo mejor mes del año desde enero, el S&P 500 se encuentra muy cerca de los máximos anuales y la volatilidad de las bolsas se mantiene dentro de la tranquilidad. Si a esto se le añade las políticas laxas de los bancos centrales, que han realizado más de 32 recortes en lo que va de año, y el acercamiento entre China y Estados Unidos, todo parece indicar que es buen momento para invertir en bolsa.

“Los mercados de renta variable están centrados en eventos (positivos) relacionados con el comercio y el apoyo de los bancos centrales más que en preocupaciones sobre el crecimiento”, lo que lleva a Esty Dwek, Head of Global Market Strategy, Dynamic Solutions Natixis Investment Managers a mantener “la sobreponderación en esta clase de activos (...) Las valoraciones no son baratas, pero son más atractivas que la renta fija”, subraya la experta de Natixis IM.

“Creemos que los sectores más defensivos continuarán haciéndolo bien, incluso aunque en algunos periodos cortos vayan mal, ya que persistirá la cautela inversora. Preferimos mercados desarrollados a los emergentes, que son más vulnerables a las tensiones relacionadas con el comercio”. En esta línea, la analista de Natixis IM explica que espera que “los mercados de EE UU tengan un mejor desempeño a medio plazo, pero los mercados europeos se podrían beneficiar del apoyo del BCE y de cualquier indicio de un acuerdo sobre el Brexit o un paquete de estímulo fiscal de Alemania”.

Aunque eso sí, la cautela es el sentimiento principal. “Las perspectivas para la renta variable después de dos trimestres de moderada contracción en los beneficios, luce débil de cara al futuro. Ello se traduce en unas rentabilidades algo anémicas en la renta variable, pero, al mismo tiempo, la flexibilización de las políticas de los bancos centrales debería limitar el potencial de caída y, en última instancia, fomentar un movimiento alcista.”, comenta la gestora Nordea.

Desde Barclays, consideran, por su parte, que la inversión en renta variable no es la mejor opción. “La economía mundial continúa desacelerando y Barclays espera que esta tendencia continúe hasta bien entrado el 2020 aunque evitando una recesión propiamente dicha. Los riesgos políticos clave siguen sin resolverse: el banco prevé un Brexit sin acuerdo en el primer trimestre de 2020 y ve poco probable que se solucione el conflicto comercial entre EEUU y China. Por ello, Barclays recomienda a los inversores reducir su exposición a las acciones y apostar por activos de renta fija de alto rendimiento”, afirman los expertos de Barclays.

A pesar de los buenos datos de las bolsas en septiembre y al acercamiento entre China y Estados Unidos, Lyxor también desestima la inversión en estos activos. “Con vistas al futuro, seguimos manteniendo un posicionamiento defensivo en renta variable, en especial en Europa, Japón y los mercados emergentes (infraponderación)”, afirman desde la gestora.