jueves, 15 noviembre 2018
ZONA PREMIUM
Inversión

“Inditex es una compañía tecnológica muy avanzada”

Magallanes ha cumplido ya más de tres años de andadura desde su nacimiento, avalado por los buenos resultados de rentabilidad.

06 de septiembre de 2018. 09:49h Ángel Alonso
  • “Inditex es una compañía tecnológica muy avanzada”

Magallanes, con Iván Martín a la cabeza, presidente y director de inversiones de Magallanes Value Investors, ha cumplido ya más de tres años de andadura desde su nacimiento, avalado por los buenos resultados de rentabilidad y manteniéndose fiel a su empeño de buscar valor donde los demás inversores no lo ven. Con sus últimas apuestas, en Inditex y Carrefour, han demostrado que no les importa ir a la contra si encuentran valor en las compañías.

Aprovecharon la caída de Inditex para entrar en el valor. ¿Qué les gusta de esta compañía y qué potencial de revalorización tiene?

Inditex no es una compañía que vende ropa, sino una compañía tecnológica muy avanzada, con un expertise de logística que ya lo quisiera Amazon. Es su ventaja competitiva y lo que le permite tener un modelo de moda rápida. En dos o tres semanas puede colocar una prenda en cualquier parte del mundo. Y por mucho que sus competidores conozcan su estrategia, no lo han podido replicar porque Inditex lleva invirtiendo más de 20 años en esta tecnología.

¿Qué potencial de revalorización presenta?

Nuestra valoración de Inditex no es ni más ni menos que la que tenía en verano del año pasado, cuando estaba en 37 euros, lo que implica un cuarenta y tanto por ciento de revalorización. Y aquí se demuestra nuestra paciencia, de tener los deberes hechos, con la valoración actualizada, aunque hayamos estado fuera del valor por tres años. Nosotros rotamos la cartera poco, pero hacer ese trabajo en la sombra permite que cuando tienes la oportunidad no tengas que perder el tiempo en analizarla cuando cae un 33%. De este modo, tenemos la flexibilidad y rapidez para actuar cuando surge la oportunidad.

¿El mercado no ha visto este potencial?

No es que el mercado esté equivocado, sino que valora las noticias en el corto plazo. Inditex ha crecido a tasas por encima del 10% y ahora estaba creciendo el 9%. Y eso dio la alarma de que algo fallaba. Es discutible. A mí no me parece traumático como para que pierda un tercio de su valor. Indagamos en la razón y para nosotros es doble: la divisa y el clima. Durante el otoño y el invierno pasados ha hecho mucho calor y el euro se ha apreciado mucho, especialmente contra el dólar y otras monedas relacionadas con el billete verde. E Inditex, por su estructura de costes y ventas, tiene más peso relativo en euros a la hora de comprar. Pero esto ha pasado en otras ocasiones durante los años de vida bursátil de Inditex y no creo que el clima y la divisa rompan el modelo de negocio consolidado de Inditex pensando en el largo plazo. Sí creo que estos aspectos coyunturales generan oportunidades y ventanas para comprar un negocio robusto, establecido y exitoso.

¿Qué otros cambios han realizado en la cartera ibérica?

En el sector inmobiliario vendimos Axia porque fue opada por Colonial a un precio que nos pareció justo. Nos sigue gustando el sector, pero de otra manera. Antes veíamos más valor en las empresas patrimonialistas, pero ya no es una inversión a descuento. Y estamos mirando a partes del ciclo inmobiliario que son más atractivas, como el suelo. Denostado, por muchas razones, por ser parte de la crisis inmobiliaria, se sobrevaloró en exceso. La realidad es que la promoción en España se ha ralentizado mucho. Diez años después de la crisis, los datos dicen que hay un déficit serio de viviendas en España. Hay un stock elevado en sitios donde no tiene sentido que lo haya. Las viviendas iniciadas están por debajo de 100.000 en los últimos años y la demanda está en torno a 200.000, posiblemente más. El sentido común dice que hace falta suelo para construir casas.

Nosotros hemos visto valor en Metrovacesa porque está a un precio inferior frente a su valor liquidativo. Salió en un momento no propicio, cuando los mercados caían. Tanto fue así que sus principales colocadores de querer colocar todo a un precio con prima solo vendieron un 25% con descuento, lo mínimo que pide la CNMV para estar cotizado. Y era el mandato del banco. Además, el sentimiento negativo sobre promotoras como Neinor ha influido en su cotización y nosotros hemos aprovechado para comprar más.

¿Cómo tienen la cartera europea?

Los cambios significativos han sido en las empresas de distribución. Compramos Carrefour justo al finalizar el año, fruto de nuestro espíritu de buscar ideas donde los demás no tienen mucha convicción o no les gusta nada. Tiene la espada de Damocles de Amazon y el modelo de negocio basado en hipermercados. Las dinámicas sociales ahora priman la proximidad. Las grandes superficies no están vacías, pero ocupan muchos metros cuadrados que necesitan estar realmente llenos de gente para compensar los gastos. Carrefour no hace nada vendiendo productos donde no tiene margen. Hay una reestructuración en marcha de la empresa que es lo que nos llevó a comprar iniciada por el nuevo consejero delegado. Como hizo Sonae en Portugal con el modelo de distribución, aprovechando el espacio de venta sobrante para dar cabida a distribuidores especializados como es el caso de Worten.