inversion

Inversión sostenible, ¿mayor resiliencia en tiempos convulsos?

La debacle que se ha producido en los mercados por el Covid-19 vuelve la mirada hacia las inversiones con perfil más sostenible. ¿Son más resilientes ante un escenario de elevada incertidumbre?

03 DE abril DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

b1b2f348a97102d02c5a0f0d3095feae.jpg

La emergencia sanitaria y económica actual ha puesto sobre la mesa la relevancia de integrar la sostenibilidad en los procesos de toma de decisiones de inversión. Añadir el estudio de estos factores a los puramente financieros suma, defienden cada vez más actores en el mercado. “Pensamos que aquellas empresas capaces de promover soluciones, bienes y servicios mediante un modelo que no comprometa la sostenibilidad serán las ganadoras en el medio y largo plazo. Y en este entorno, añadimos aquellas que hayan puesto en marcha medidas de ayuda y con baja deuda o caja neta”, explica el equipo de NAO Sustainable AM.

De hecho, desde esta gestora española 100% sostenible, señalan que “un mes después del inicio de las caídas en los mercados por la crisis del Coronavirus, a pesar de no haber podido evitar las pérdidas, sí hemos conseguido reducirlas respecto a los índices de acciones europeas y fondos comparables, gracias a la aplicación de nuestro proceso de inversión”. Un proceso que aplica, según apuntan, los criterios de sostenibilidad desde el punto de vista práctico y de sentido común. “Creemos que de esta forma mejoramos la valoración y el proceso de toma de decisiones y, cómo hemos visto a lo largo de 2020, logrando ratios de rentabilidad/riesgo competitivos con el mercado”.

Estudios comparativos

Black Rock ha estudiado el rendimiento del índice MSCI World SRI Select Reduced Fossil Fuels Index como indicador de acciones globales sostenibles desde finales de enero, cuando China reconoció por primera vez el brote de coronavirus. Y la conclusión es que “superó a su matriz (MSCI World) durante el período, probablemente debido a su menor exposición al sector de la energía”, explican en su análisis. Además, añaden que “nuestro análisis de los datos probados por MSCI sugiere que el índice tuvo un rendimiento superior durante las ventas del mercado de mediados de 2015 y el cuarto trimestre de 2018”.

Junto a ello, destacan que otros índices de renta variable ESG han superado ligeramente a sus homólogos tradicionales en los mercados de renta variable desarrollados en la reciente caída del mercado. Conclusión a la que también llegan los expertos de Afi Inversiones Globales SGIIC. Aseguran que las compañías con características sostenibles han vuelto a registrar un comportamiento diferencial. “En anteriores episodios de volatilidad y caídas generalizadas en los mercados financieros (año 2018), ya había quedado probado cómo estos activos presentaban un mejor comportamiento relativo frente a sus comparables menos sostenibles. Y este mismo patrón es el que hemos visto repetirse a lo largo de este mes”, subrayan desde la gestora.

Análisis de indices de sostenibilidad

Para validar con datos esta afirmación, Afi ha analizado a nivel global y regional tres familias de índices sostenibles: MSCI ESG Universal Indexes, MSCI ESG Leaders Indexes y MSCI SRI Indexes. El primero “sobrepondera aquellas compañías con mejor rating ASG e infrapondera aquellas más débiles”. Es un índice que valora las empresas que en han mejorado su rating ASG en el último año y excluye, por ejemplo, compañías armamentísticas. El segundo “incluye las compañías que tienen una puntuación más alta en criterios ASG y que representan el 50% de la capitalización de cada sector”. Y el tercero engloba empresas “que tienen una puntuación más alta en criterios ASG y que representan el 25% de la capitalización de cada sector”, explican desde la gestora. En estos dos últimos casos, hay exclusión de compañías relacionadas con el juego, tabaco, alcohol, armas y organismos modificados genéticamente.

Tras ese análisis se llega a la evidencia de que la rentabilidad tanto a nivel global como regional de estos índices es mayor que la de los índices tradicionales, en este caso, las minusvalías acumuladas. Los índices sostenibles también presentan mejores resultados en términos de caída máxima registrada (drawdown) mientras que, en lo que respecta al riesgo (medido a través de la volatilidad) no se aprecian diferencias significativas, aunque es cierto que en algunos índices con características ASG hay mayor nivel de volatilidad consecuencia de un menor número de valores en su composición. 

En definitiva -subrayan desde Afi Inversiones Globales SGIIC- los datos avalan que invertir a base de criterios ASG mitiga eventos de cola como el que enfrentamos en la actualidad, que pueden originar pérdidas extraordinarias en las compañías.

Moro: "Invertir en oro me parece la mejor opción para estar en el mercado"