inversion

Invertir en los ganadores a medio plazo de la crisis del Covid-19

Conscientes de que es un ejercicio sin sentido jugar a predecir cuándo estará bajo control el coronavirus o si habrá rebrotes, los expertos tienen algo claro: hay que aprovechar para hacer cartera con los que se prevén ganadores de la crisis y con la vista puesta en el largo plazo.

15 DE abril DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

e27a7d0b6d6ada94fefe52fc28c819ac.jpg

Existe consenso al señalar que las valoraciones han llegado a un punto en el que el inversor puede verse muy bien recompensado si es paciente, independientemente de que podamos haber visto ya o no el suelo del mercado. Sin embargo, también existe consenso al recomendar cautela, visión a largo plazo y mucha selección a la hora de comprar. En este sentido, en Candriam lo tienen claro e identifican tres sectores concretos que creen que saldrán reforzados de la situación actual: tecnología, atención sanitaria y productos sostenibles. 

Tecnología

Será el mayor beneficiario de la nueva sociedad y de la nueva economía post-covid-19. De hecho, multitud de productos y servicios han verificado ya su demanda con el distanciamiento social. Según recuerdan desde la gestora, el brote de SARS en 2003 ya supuso un impulso importante para la adopción de las compras online y para el auge de Alibaba en China pero, ahora, el coronavirus “tiene el potencial de generar un cambio más drástico en nuestro uso de la tecnología”. El teletrabajo, el e-learning o la telemedicina han recibido un fuerte espaldarazo, lo cual implica mayor desarrollo de “las conexiones de banda ancha, para los semiconductores y para las redes sociales”, aunque también para el crecimiento del cibercrimen”. Además, no hay que olvidar que es muy posible que la tecnología represente un medio para “contribuir al control del riesgo de epidemia después de esta primavera y puede evitar posteriores medidas de contención globales”, con lo que eso supondría para el Big Data, la Inteligencia Artificial y la geolocalización.

Los expertos de Candriam citan varias compañías con ingresos o beneficios significativos en todos estos sectores ligados a la tecnología, caso de ASML, TSMC, Dassault System Microsoft Via, Qualcomm Silicon Labs, Splunk, Nvidia o Facebook. 

Nick Payne, responsable global de mercados emergentes en Merian Global Investors, reconoce que en el contexto actual ya han invertido en una de las compañías que tenían en su lista de vigilancia: Mercado Libre, el portal de comercio electrónico en línea líder de América Latina. Además, señala que “hemos establecido participaciones iniciales en dos negocios asiáticos, Techtronic y Asian Paints”, mientras recuerda que “el trabajo remoto forzado acelerará la adopción de soluciones basadas en la nube por parte de las empresas, una tendencia que juega con la fortaleza de empresas como Alibaba y Tencent”.

Atención sanitaria

Parece evidente que se convertirá en una prioridad aún mayor para los ciudadanos y los gobiernos, con lo que se espera un mayor gasto de los gobiernos en atención sanitaria. “Es bastante posible que los títulos de las empresas de atención sanitaria deban hacer frente a un menor riesgo en las elecciones estadounidenses. Desde ahora hasta noviembre, los candidatos contrarios al gasto tendrán que elegir entre un incremento del gasto en la atención sanitaria y la pérdida de sus carreras políticas”, apuntan desde la gestora Candriam. Por tanto, la “nueva normalidad” podría derivar en un claro “apoyo para la biotecnología y los equipos de atención sanitaria, pero también para la existencia de unos grupos farmacéuticos más grandes y más diversificados”.

Una exposición al sector salud que ha sido una de las claves para que el fondo DPAM Invest B Equities World Sustainable haya funcionado mejor en marzo que su índice comparable (-9% frente a un -13,2%). “El sector ( 20% del fondo) ha sido el mejor contribuidor de alpha. Empresas como Sysmex, Lonz, Nordisk y Roche han sido las de mejor comportamiento”, explican desde la gestora DPAM.

Se trata de ideas de inversión (salud y tecnología) en las que coincide Diego Fernández Elices, director de inversiones de A&G Banca Privada. Subraya que hay cosas que van a cambiar. “Los gobiernos van a incrementar la inversión en ello y van a tener viento a favor en los próximos años”. En efecto, la crisis actual “nos ha obligado a tirar barreras mentales en contra del teletrabajo. Todo el mundo va a tener que invertir más en estas dos áreas. Son los sectores que más nos gustan en el largo plazo”, aunque reconoce que sectores más cíclicos como bancos o energía “quizás puedan tener un mayor rebote a corto plazo”.

Este experto tiene claro que nos enfrentamos a un nuevo ciclo en el que hay que aprovechar para comprar a buenos precios ideas de largo plazo, como también subraya Julie Dickson, Directora de Inversiones de Capital Group. "Como inversor, es fácil distraerse con las noticias positivas o negativas del día a día. Pero es imposible cronometrar los mercados. (...) Por tanto, tratamos de mirar al otro lado del valle para ver qué compañías lo harán bien dentro de cinco a 10 años". Eso sí, apunta que ya han identificado oportunidades interesantes en el lado de los bonos, por ejemplo en el sector de la salud. 

Productos sostenibles

La tercera de las estrategias que sacará partido a medio-largo plazo es la inversión en las energías renovables y otros productos sostenibles. A juicio de los gestores de Candriam, “ya se encuentra en zona de crecimiento y debería mantener esta trayectoria”. Un convencimiento que comparten en Nao Sustainable AM. “Las empresas capaces de promover soluciones, bienes y servicios mediante un modelo que no comprometa la sostenibilidad serán las ganadoras en el medio y largo plazo”, aseguran. Y Lola Solana, gestora de fondos de Renta Variable Small Caps y con criterios Sostenibles de Santander AM, indice en ello. “A pesar de las crisis estamos comprobando que los beneficios más sostenibles, las demandas más constantes y la mayor visibilidad sigue estando en aquellas empresas que necesitamos como farma, salud, conectividad, gestión de residuos, alimentación, energías renovables, reforestación, etc”. Empresas a las que hay que mirar, apunta Nick Payne, con “el mantra de invertir a largo plazo” y de “centrarse en los fundamentos” más que nunca

Y eso que, como subrayan desde Candriam, las empresas con altas calificaciones ESG (Medio ambiente, Social y Gobernanza) suelen ser empresas de “crecimiento de calidad” y presentar también “una menor deuda, un factor positivo importante en la actual crisis financiera”. Así, mencionan compañías que se centran en la eficiencia energética, recursos y residuos y energías renovables. Es posible que hayan “calado” más que nunca entre los potenciales inversores las imágenes de cielos azules en China o del agua limpia en Venecia.

Moro: "Invertir en oro me parece la mejor opción para estar en el mercado"