inversion

Investment grade, la oportunidad más clara ahora en renta fija

Los expertos ya han comenzado a tomar posiciones en deuda corporativa con grado de inversión. La consideran ahora la opción “más clara” en renta fija.

27 DE marzo DE 2020. 08:00H Rocío Arviza

65f153be65be09389991b8e8f471eea6.jpg

La carnicería en el mercado de crédito ha sido severa y con poco criterio, dadas las necesidades de liquidez, por lo que todavía es un mercado que permite la selección de activos. Así lo entiende Dave Lafferty, Chief Market Strategist de Natixis Investment Managers y muchas firmas ya han comenzado a tomar posiciones. Es el caso de atlCapital, según apunta su director de análisis, Félix López. “Hemos tomado decisiones de empezar a comprar algo de deuda corporativa investment grade, donde todo estaba cotizando a una media de 50 puntos básicos de diferencial y se ha ido a más de 200”, explica. López recuerda que es muy probable ver volatilidad a corto plazo pero “históricamente comprando a estos niveles de spread ha sido una apuesta segura”.

En efecto, en las últimas semanas, en un periodo de muy baja liquidez y profundidad en las caídas, las ventas forzadas no encontraron contrapartida y los precios se desplomaron, algo que disparó las primas de riesgo hasta niveles no vistos desde la crisis de 2008. Es por ello que para Roberto Scholtes, director de estrategia de UBS España, existe una gran baza ahora en los bonos corporativos. “Los bonos con grado de inversión (BBB- hacia arriba), precisamente los mismos que está comprando masivamente el BCE, han visto su diferencial medio saltar unos 130 puntos básicos (por encima de los 200 puntos básicos) y su rentabilidad hasta el 1,8%”, señala. La visión de UBS pasa por ver cómo en los próximos dos meses se deshacen unas dos terceras partes de este salto. “Como no prevemos grandes cambios en la curva de referencia alemana, el retorno total en un año podría superar el 7%. Toda una ganga cuando uno va de la mano del banco central”, asegura.

Respaldo monetario y fiscal

Oportunidad en deuda corporativa que soporta la convicción de Scholtes de que veamos una recesión corta en un contexto en el que “las políticas monetarias y fiscales se están desplegando con una rapidez y contundencia inusitadas”. Una idea en la que coincide Andrea Iannelli, director de Inversiones en Renta Fija de Fidelity. “Si la eficacia de la respuesta al brote de coronavirus se convierte en el principal vector del mercado a partir de ahora, la deuda corporativa investment grade de los mercados desarrollados posiblemente tenga las mayores probabilidades de recuperarse”. Destaca que en EE.UU., Reino Unido y Europa, los bancos centrales y los gobiernos están trabajando codo con codo para tomar medidas desde un punto de vista monetario y fiscal. “En este mundo incierto estar lo más cerca posible de la ayuda de los bancos centrales y los gobiernos es un punto muy a favor y, en este sentido, los bonos investment grade probablemente sean los más beneficiados”, insiste.

Eso sí, desde esta gestora están tomando medidas de precaución al aumentar exposición a este activo. Primero “cuando destinamos dinero a un título corporativo “de beta alta”, intentamos no comprar más de un 1,5% en base ponderada por riesgo para no tener exposiciones demasiado concentradas en títulos que podrían tardarse más en vender en caso necesario”. Segundo, “hasta que tengamos una idea más clara sobre lo contundentes que serán las agencias de calificación, no vamos a reforzarnos en ningún título que tenga probabilidades (por pequeñas que sean) de ver su nota degradada hasta high yield”. Y aquí mencionan principalmente a sectores como automóviles y los relacionados con las materias primas. En definitiva, lo que han comprado han sido campeones nacionales de servicios financieros (centrados en títulos Tier 2) y empresas francesas y alemanas con calificación BBB+ y A en sectores de beta baja.

En esta apuesta por este tipo de deuda coincide también Diego Fernández Elices, director de inversión de A&G Banca Privada. “La oportunidad más clara ahora en la parte de renta fija es la deuda investment grade de alta calidad crediticia. Hay cosas sobre las que puedes empezar a obtener rentabilidades anuales a vencimiento de las tires que estaban al 0% hace nada y están ya al 2 o 3%”, explica. 

Moro: "Invertir en oro me parece la mejor opción para estar en el mercado"