viernes, 17 agosto 2018
ZONA PREMIUM
Inversión

“La bolsa española está entre barata y muy barata”

José Ramón Iturriaga, gestor de fondos de inversión en Abante, analiza las posibilidades de inversión que hay en el panorama actual en relación a las compañías españolas.

12 de junio de 2018. 19:37h Héctor Chamizo
  • Cedida
    José Ramón Iturriaga.

La volatilidad ha vuelto y hay muchos inversores a los que les asusta. Sin embargo, desde el punto de vista de la gestión, ¿ve esta vuelta al entorno volátil como algo positivo?

Hay un dicho que se suele cumplir una vez al año y es que la bolsa suele corregir en torno a un 10%. Si coges series históricas, ves que prácticamente todos los años hay descensos. Hay episodios que dan oportunidad. Desde el punto de vista de los que nos encargamos de seleccionar valores es importante que haya rebajas, porque permite comprar a mejores precios. Pienso que la norma es lo que estamos viviendo ahora y lo excepcional es lo que vivimos el año pasado. He podido comprar últimamente valores que hacía tiempo que no tenía en cartera como ACS, Acciona o Ferrovial.

Ante este panorama de mayor volatilidad, ¿cuáles son los principales riesgos que detectan que pueden terminar penalizando en el próximo semestre?

Los principales riesgos llegan por parte de los bancos centrales subiendo los tipos más rápido de lo que se pudiera esperar. De hecho, es lo que disparó la volatilidad a principios de año. Con todo, aunque esto sea un riesgo, si lo consideráramos las siete y media, pienso que los bancos centrales están optando por quedarse cortos. Entienden que después de todo lo que han hecho no van a poner palos en la rueda. La Reserva Federal va por delante subiendo tipos y el BCE va con tres años de decalaje, pero va por el camino correcto. Es el principal riesgo, pero no lo contemplo.

¿Quizá el mercado ha reaccionado muy violentamente ante esta posibilidad?

Sí, creo que sí. No pienso realmente que sea un riesgo. Lo que sí considero que puede ser más perjudicial es que la bolsa vaya más deprisa de lo que al inversor particular le gustaría. Se dan las circunstancias para que la bolsa española suba muy rápido y acabe el año muy bien. Eso es un riesgo, aunque si te pilla invertido, se reduce.

Relacionado con los bancos centrales uno de los focos se encuentra fijado en la inflación. ¿Qué previsiones maneja? ¿Cómo puede trasladarse a los mercados y a la hora de seleccionar valores?

Lo que vemos es que los tipos de interés se están normalizando, pero por las razones correctas, no porque haya un riesgo de inflación. Lo que no vamos a volver es a niveles de inflación como los que teníamos anteriormente. Esto no es algo de ahora, sino que lo llevamos viendo los últimos treinta años. Si miras la evolución del bono a diez años, lo que ha hecho ha sido bajar reflejando ese mundo sin inflación en el que ya vivimos. Es verdad que ahora se va a convivir con algo más de inflación, lo cual no es malo. Hay que ver quiénes se benefician de la normalización de tipos de interés. En este caso, son las compañías financieras. En concreto los bancos. Esa es la lectura que hay que hacer.

Con este cambio de esquema de los bancos centrales, ¿cuál debe ser la estrategia para elegir acciones en cartera?

Los bancos centrales no quieren dar sorpresas. Retransmiten sus políticas con mucha antelación, pero es inevitable que los tipos acaben subiendo. A los bancos no les puede costar tener dinero en el BCE. Eso es una aberración. Por tanto, se tiene que normalizar. En este sentido, hay que ver cómo pasar a tener un Euríbor en el 0,3% puede afectar positivamente a las cuentas de los bancos. Todavía no lo está poniendo en precio el mercado.

Si quiere seguir leyendo la entrevista al completo suscríbase a la revista Dirigentes