inversion

La emisión de bonos verdes podría llegar a los 300.000 millones según NN IP

La emisión de bonos verdes mundiales será un 50% superior a la de los dos años anteriores

21 DE diciembre DE 2020. 18:20H Patricia Malagón

168c79ab25cd291abc0edbbfdabfbbe2.jpg

El próximo año se producirán cambios importantes que apoyarán en gran medida el mercado de bonos verdes en Europa. En primer lugar, se publicará la versión final del estándar de Bonos Verdes de la Unión Europea. En segundo lugar, la UE comenzará a emitir bonos verdes a partir del segundo trimestre por un monto estimado de 225.000 millones de euros. Esto equivale a un tercio del paquete de recuperación aprobado por la Covid-19. Por último, varios gobiernos comenzarán a emitir bonos verdes en 2021. Así, NN Investment Partners (NN IP) estima que el mercado mundial de bonos verdes crecerá en 300.000 millones de euros en 2021 hasta alcanzar el billón de euros.

La emisión anual de bonos verdes en el año 2019 fue de 200.000 millones de euros y este año rondará una cifra similar. Sin embargo, en 2021 el equipo de bonos verdes de NN IP espera un aumento del 50% en la emisión, llevando el mercado global de bonos verdes a 1 billón de euros.

La Taxonomía que va a establecer la Unión Europea y la normativa sobre Bonos Verdes serán los primeros impulsores del aumento del mercado de bonos verdes en 2021, derivado del Plan de Acción Sostenible de la UE. En virtud de la Taxonomía de la UE, una actividad se calificará de "sostenible" o "verde" si contribuye sustancialmente a uno o más de los seis objetivos ambientales o permite que otras actividades hagan una contribución sustancial; no causa un daño significativo a otros objetivos ambientales; y cumple con las salvaguardias sociales y de gobernanza. La normativa de Bonos Verdes de la UE exige que la actividad o actividades económicas que financia un bono se ajusten a la Taxonomía de la UE.

NN IP cree que la finalización de la primera versión de la nueva Taxonomía de la UE y del estándar de Bonos Verdes tendrá un impacto positivo a largo plazo en la integridad y transparencia del mercado de bonos verdes y actuará como el modelo para la regulación en otras regiones. Desde la gestora consideran que esta normativa seguirá normalizando y profesionalizando el mercado de bonos verdes; aumentará los niveles de conocimiento sobre si las actividades económicas son respetuosas con el medio ambiente y cómo pueden hacer la transición para ser más sostenibles; ofrecerá a los inversores una visión cada vez más detallada de lo que están invirtiendo, permitiéndoles tomar decisiones mejor informadas y dará a los emisores más orientación sobre cómo identificar los activos o actividades ecológicas

Por todo ello, NN IP cree que esta regulación podría considerarse como un catalizador para el crecimiento del mercado mundial de bonos verdes, alentando a los sectores rezagados, como el industrial, a que presenten una emisión de bonos verdes. En la actualidad, el mercado está dominado por los financieros, los servicios públicos y los emisores relacionados con el gobierno. 

Jovita Razauskaite, gerente de cartera de Green Bond, NN Investment Partners, asegura que: "Estas nuevas regulaciones anuncian lo que podría ser un decenio decisivo para la mitigación del cambio climático, con Europa a la cabeza por medio de su objetivo de ser neutral en cuanto al carbono para 2050. El ESG y las finanzas verdes están siendo una prioridad. La pandemia también ha dado un impulso positivo, ya que muchos países necesitan claramente más financiación, y con unas ambiciones ecológicas más fuertes que nunca el mercado de bonos verdes se considerará en general como una gran oportunidad".

Además, NN IP espera que el desarrollo del mercado de bonos verdes se vea impulsado por varios países que planean emitir sus primeros bonos verdes en 2021, entre ellos Italia, España, el Reino Unido, Dinamarca, Ucrania y Eslovenia. Además, otros emisores más experimentados como los Países Bajos, Francia y Alemania volverán al mercado con la ambición de hacer frente al cambio climático. En general, la cartera de emisiones verdes del gobierno es extensa y significativamente mayor que en años anteriores. 

Por último, el próximo año también se dará la emisión de los nuevos bonos de la UE de la próxima generación (NGEU), de los cuales 225.000 millones de euros se dedicarán a proyectos medioambientales entre 2021 y 2023, lo que ampliará significativamente la cuota supranacional del universo de los bonos verdes mundiales. Es probable que la UE comience a emitir estos bonos en el segundo trimestre de 2021 para apoyar los planes nacionales de recuperación y resiliencia de los países miembros.  

Alberto Chan: "En el primer trimestre podemos ver correcciones en las bolsas"