inversion

La evolución de bonos españoles y de la Eurozona en época de Covid

La tendencia de los bonos soberanos de la Zona Euro es favorable y tiene un desempeño positivo, en un contexto de nuevos estímulos acordados ayer mismo por el BCE.

10 DE diciembre DE 2020. 22:47H Alejandra Gómez

48233b7a6dcc1c8a8fc1d82fe100a251.jpg

La economía de la Eurozona está en plena lucha contra el Covid-19 y nos ubicamos ante las buenas nuevas de las vacunas de empresas farmacéuticas como Pfizer, Moderna o AstraZeneca, que buscan devolvernos la normalidad, y con ella, la progresiva recuperación económica. 

La última decisión del BCE

Ayer mismo, el Banco Central Europeo celebró su última reunión de este anómalo año 2020 y decidió, en líneas generales, mantener los tipos de interés y elevar nuevos estímulos fiscales por un valor de 500.000 millones de euros. Y es que todos estos meses de crisis tanto de demanda como de oferta causadas por el coronavirus ha hecho que la receta que se ha aplicado en prácticamente todo el globo, a nivel de estímulos fiscales y monetarios, dé sus frutos y la contracción económica no haya sido tan brutal como se podía haber esperado. 

"El BCE anunció hoy una serie de medidas de flexibilización de la política monetaria, incluyendo más QE y flexibilización del crédito. Sin embargo, el punto clave es que estas medidas estuvieron más o menos en línea con lo que se esperaba, por lo que el anuncio no ha tenido mucho impacto”, señalaba Paul Diggle, Senior Economist de Aberdeen Standard Investments, para después añadir: “Los pronósticos económicos a la baja del BCE - adoptando una visión relativamente cautelosa sobre la velocidad con la que las vacunas permiten el retorno a la normalidad - significan que probablemente no sea la última incursión en el estímulo monetario de este ciclo”.

La recuperación económica de la zona Euro, en 2022

Pero en medio de todo este contexto de crisis pandémica, Giuseppe Ricotta, experto de Lazard Asset Management, ha augurado, hablando de perspectivas de cara al año que viene, que la recuperación de Estados Unidos llegará antes que la del viejo continente. 

La estructura propia de cada mercado, con mayor capacidad de recuperación en el caso norteamericano, la situación precovid de cada zona y la brecha digital que ha salido beneficiada y “ganadora” con este confinamiento y medidas de distanciamiento social, han hecho que se pueda visualizar en EEUU una posible recuperación a finales de 2021. Sin embargo, en la eurozona el entendido apunta a que necesitaremos llegar al 2022 para recuperar los niveles anteriores a la pandemia.

Lo factores determinantes en los bonos soberanos europeos

En esta carrera por la recuperación económica, la Unión Europea ha emitido bonos para respaldar su apoyo. En este sentido, el experto y CIO en Axa Investment Managers, Alessandro Tentori, ha explicado las causas que se ubican detrás del desempeño de los bonos soberanos europeos, como en el caso de los españoles y los italianos. 

Y a este respecto, Tentori apunta a dos factores que influyen en su evolución actual. El primero de ellos es el marco político que está caracterizado por la pandemia de Covid-19 y la necesidad de ese apoyo fiscal extraordinario. En segundo lugar estaría el marco monetario que, tal y como comenta el entendido, “los programas de compra de activos del BCE - el PEPP en particular - han demostrado su eficacia en el desafiante entorno de mercado que tuvo lugar en marzo y abril. De cara al futuro, creemos que es poco probable que este apoyo se desvanezca a corto plazo, ya que el BCE tiene muy buenas razones para impulsar una mayor política acomodaticia”, comenta. 

La reacción de los mercados 

El comentario del experto también recalca que ante estos factores, los mercados han sabido reaccionar de forma positiva y es que el índice de Bonos Soberanos de la Zona Euro había subido hasta el miércoles pasado un 5%, "con una notable contribución de los diferenciales non-core como Francia (+4,7%) y España (+4,5%), así como de los bonos de Italia (+7,4%)”, explica. 

Y estos buenos datos han atraído, según Tentori, a los inversores no residentes y los bancos han continuado apoyando los vencimientos cortos e intermedios en base a la gestión de la liquidez reglamentaria. “Por primera vez en mucho tiempo, también hemos observado un interés sustancial procedente desde inversores de Japón por los bonos soberanos europeos periféricos”, añade. 

La tendencia, favorable para un nuevo desempeño positivo

“La tendencia es muy favorable para un nuevo desempeño positivo. No olvidemos que, a pesar de los rendimientos absolutos históricamente bajos, tanto los Bonos españoles como los BTP (Bonos del Tesoro Italiano vinculados a la Inflación) siguen cotizando con spread. Y tampoco olvidemos que antes de la Gran Crisis Financiera, ¡los Bonos españoles incluso se negociaban a través de Alemania!”, aclara el experto.

Eso sí, Tendori también escribe que, en el largo plazo tendremos que hacer frente a la explosión de la deuda pública proyectada para finales de este año (España con un 120,3% de deuda/PIB según la Comisión Europea, desde el 95,5% a finales de 2019). “Sin embargo, con tasas de interés cero o muy bajas, todo proyecto de inversión puede ser financiado, especialmente aquellos garantizados por la UE. Por lo tanto, también deberíamos empezar a pensar de forma diferente sobre la métrica de la deuda pública, algo que las agencias de calificación también han entendido”, recalca. 

 

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"