inversion

La inversión alternativa conecta más con la economía real

A&G ha celebrado un evento en Madrid para explicar de qué se trata la inversión alternativa, en qué activos se puede invertir y por qué es positivo este tipo de inversiones

17 DE octubre DE 2018. 16:20H Patricia Malagón

shutterstock-525266194_80729_20181017163043.jpg

El banco privado A&G ha celebrado un evento en Madrid para explicar en qué consiste la inversión alternativa, qué tipos de activos se incluyen en ella y qué fondos tienen especializados en esta rama. Tanto Alberto Rodríguez-Fraile, Presidente de A&G, como DiegoFernández Elices, Director General de Inversiones, y Rafael Soldevilla,Director de Producto, han sido los encargados de abordar este interesante tema.

Cabe señalar que A&G acabó agosto superando los 10.000 millones de euros en activos bajo gestión. En 2013, la cifra no conseguía sobrepasar los 5.000 millones. Por lo que la entidad ha crecido exponencialmente. Del total del patrimonio, en torno a un 7% lo destinan a la inversión alternativa, que resulta desconocida para una gran parte de inversores, pero que puede ofrecer un amplio abanico de nuevas oportunidades y buenas rentabilidades.

En primer lugar, han señalado que la inversión alternativa es aquella que se sale de lo tradicional que se resume en la renta fija y la renta variable. De esta manera, el abanico es más amplio. Los tipos de activos que se encuentran en la inversión alternativa son diversos, uno de ellos es el inmobiliario, que en España es muy frecuente este tipo de inversión. Pero también, se puede invertir en private equity, venture capital, deuda privada, en infraestructuras, en energía, en materias primas, en hedge funds y en el sector de los seguros. Además, tal y como señala Diego Fernández, “la inversión alternativa conecta más con la economía real y permite construir las carteras con riesgo específico, no sistémico”.

Un ejemplo dentro de la inversión alternativa es invertir en un fondo que se dedique a estudiar las primeras fases de desarrollo de una empresa tecnológica aun no cotizada. En la práctica, y tal y como han señalado los expertos, muchos trabajadores de Silicon Valley cuentan con participaciones en empresas o start ups con un gran potencial de crecimiento. Sin embargo, aunque tienen esas acciones, no tienen dinero en efectivo. Por eso, hay fondos que compran esas acciones a los trabajadores y que después incorporan a su cartera. Un claro ejemplo aquí sería el caso de Airbnb, que no es una empresa cotizada por el momento. Además, y tal y como se ha señalado, se obtienen mayores beneficios siguiendo esta estrategia que comprando acciones directamente en bolsa. Eso sí, es muy complejo comprar participaciones de manera privada, por tanto, lo cómodo es recurrir a uno de estos fondos especializados.

Otro fondo curioso, que genera una buena rentabilidad, es el encargado en la inversión en el sector de los seguros. En Europa es un mercado prácticamente desconocido. Pero en Estados Unidos es más frecuente ver fondos dedicados al sector. De hecho, dentro de A&G se puede invertir en este activo, gracias a sus fondos.

Otros fondos más estándar son los encargados de prestar liquidez a empresas, la inversión en ladrillo o la inversión en infraestructuras.

¿Por qué invertir?

Realmente, son destacables varios factores que hacen positivo este tipo de inversiones. El primero de ellos es que se obtiene más retorno por unidad de riesgo. También sirven para proteger el capital. Aunque lo más destacado es que, en ocasiones, este tipo de inversión no tiene correlación con el mercado. Por ejemplo, si se invierte en un fondo que presta dinero a empresas, las compañías devolverán el dinero independientemente de lo que suceda en el plano de la renta fija o de la variable.

Por otro lado, lo que ofrece este tipo de inversión es aumentar la diversificación. El terreno se amplia y las oportunidades también. Aunque no hay que olvidar que este tipo de inversión, tal y como han señalado, tiene riesgo y que, por tanto, cada inversor es el encargado de decidir cuánto porcentaje de su cartera destina a este tipo de inversión y en qué sector o sectores lo hace. “Nos permiten construir mejor las carteras y adaptarlas a cada cliente”, han destacado.

En 2017, 921 fondos de inversión alternativa levantaron 453.000 millones de dólares y además, solo un 5% de los inversores dijeron estar insatisfechos con su inversión en estos activos.

Luna: "Tanto la volatilidad como la gestión activa serán muy importantes en lo que queda de año"