inversion

La inversión en metales, una tendencia en auge por su potencial

Las buenas perspectivas de los metales y el aumento de la demanda de los mismos por parte del sector del automóvil están poniéndoles en alza.

09 DE marzo DE 2021. 08:00H Patricia Malagón

614ad34aa315936d28658e23d4997708.jpg

El mercado de los metales, especialmente los industriales, está acaparando cada vez más miradas por las buenas oportunidades que presenta. Varias de estas materias primas son una buena opción para tomar exposición en la nueva industria de los vehículos eléctricos y otras tecnologías punteras. Por ejemplo, se prevé que el uso del cobre en la fabricación de vehículos eléctricos de pasajeros aumente desde un poco menos del medio millón de toneladas de 2020, a más de 2.5 Mt para 2035. Este tipo de perspectivas son las que están favoreciendo el mercado. 

“Asimismo, se espera que la necesidad de desarrollar vehículos más livianos requiera de mayores cantidades de metales como el aluminio. De manera similar, es probable que se utilicen mayores cargas de níquel en las baterías para energizar estos vehículos. Se espera que las baterías representen el 30% de la demanda de níquel para 2040, lo que sería un 5% más de lo que es actualmente. La reciente fortaleza de estos metales parece ser un indicio del creciente interés global que se constata en los vehículos eléctricos”, asegura Mobeen Tahir, director asociado de WisdomTree.

La demanda de la plata también aumentará en los próximos años. La demanda automotriz de la plata también puede aumentar para 2025 a 88 millones de onzas (Moz), en comparación a los 51 Moz de 2020. “De modo similar, si las pilas a combustible son adoptadas por los fabricantes de automóviles como una fuente viable de energía, la demanda de platino también podría aumentar significativamente, dado que el metal es utilizado como catalizador dentro de la pila a combustible y en la producción de hidrógeno”, explica Tahir.

Rendimiento

En lo que va de año, el Cobre ha subido un 16,5% su precio y se revalorización de los últimos tres años ya supera el 26%. De hecho, está muy cerca de superar los máximos históricos anotados en el año 2011. El aluminio con una subida del 9,7% en lo que va de año es el segundo mejor metal del 2021. Además, está demostrando una recuperación de las caídas de meses pasados y ya ofrece una rentabilidad positiva del 3,2% en los últimos tres años. Aunque eso sí, todavía parece bastante lejos de alcanzar los niveles de 2011.

El platino, por su parte, sube un 6,9% y un 19,3% en los últimos tres años. Por el momento, ya ha conseguido regresar a la cotización que tenía en 2015. Finalmente, la plata y el paladio son los otros metales que pueden beneficiarse del aumento de la demanda. Sin embargo, en 2021 están ofreciendo un rendimiento negativo del -4,4% y del -5,8% respectivamente. Aunque, en ambos casos en los últimos tres años se han revalorizado un 41,7% y un 135%, por tanto parece una corrección del rally.

ODDO BHF: "La inversión en megatendencias minimiza las fluctuaciones diarias del mercado"