inversion

La IS solo funciona con la renta variable

Los bonos verdes son una nueva forma muy popular de invertir sosteniblemente, según Robeco.

12 DE agosto DE 2018. 21:44H Víctor Ranera

shutterstock-630780620_64591_20180812214850.jpg

Miles de inversores están convencidos de que la inversión sostenible permite seleccionar mejor las adquisiciones que se realizan en renta variable. Pero pocos las aplican en sus carteras de renta fija, y es una lástima, porque la IS funciona igual de bien en esta categoría, y puede resultar un elemento esencial para la gestión de riesgos en ciertos mercados.

El mito de que la IS sólo funciona en renta variable se debe a que los precios de la deuda pública son más sensibles a cuestiones macroeconómicas, tales como los tipos de interés o el crecimiento del PIB, que a factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) propios de las distintas empresas. Además, para algunos inversores es difícil comprender cómo las cuestiones ASG podrían ejercer algún efecto sobre una deuda que, en cualquier caso, debe reintegrarse.

Esencialmente, se trata de reducir el riesgo, aplicando una máxima de los mercados de crédito que Robeco lleva mucho tiempo siguiendo: en una cartera, es más importante evitar a los perdedores que identificar a todos los ganadores. Evitar a los perdedores supone realizar un cuidadoso análisis del riesgo inherente a cualquier bono: la capacidad del emisor para devolver el dinero o, por contra, incurrir en impago. Aquí es donde el análisis ASG puede ayudar.

Evaluar las credenciales crediticias

RobecoSAM lleva a cabo además la Evaluación de Sostenibilidad Corporativa (CSA), basada en un cuestionario detallado sobre todos los aspectos del comportamiento ASG de una empresa, desde emisiones de carbono hasta relaciones laborales o composición del consejo. Sus resultados se utilizan tanto en renta variable como fija, ya que los datos subyacentes se refieren a la empresa en sí, no tanto a sus acciones o bonos.

Como sucede en renta variable, toda la información recopilada debe ser relevante desde el punto de vista financiero; tiene que ejercer un efecto tangible sobre factores tales como los márgenes de beneficio, los ingresos o los gastos. Esto tiene un impacto directo sobre la capacidad de la empresa de reintegrar (o refinanciar) su crédito. Los análisis que se realizan para renta variable suelen centrarse en el potencial de subida, mientras que en renta fija se atiende sobre todo a intentar evitar bajadas.

La información ASG que se recopila se integra dentro de un análisis más amplio de las cualidades que presenta un bono, para determinar si puede convenir adquirirlo. En Robeco, esto se lleva a cabo generando una puntuación F, a partir del perfil financiero de la empresa, su situación de negocio, su estrategia y su estructura, junto con la puntuación de sostenibilidad.

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”