martes, 15 octubre 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

La renta variable se recupera, ¿qué debemos hacer?

La renta variable acumula dos meses de fuertes subidas y se ha recuperado, casi del todo, de las caídas del últimos trimestre del año.

14 de marzo de 2019. 12:00h Patricia Malagón
  • Image

La renta variable vive momentos dulces, al menos eso reflejan los datos de los dos primeros meses del año. En el caso español, el Ibex 35 ha avanzado un 9% en los últimos 60 días, mientras que el S&P 500 lo ha hecho en un 11%. Una dinámica que se mantiene en la mayoría de las bolsas y que ha llevado a los fondos de inversión a registrar el mejor inicio del año en la serie histórica. Sin embargo, es normal preguntarse si esto es temporal o será una tendencia que permanecerá, al menos, la primera parte del año.

Zafar Shoaib, analista senior de SYZ AM, descarta que estemos ante un mercado bajista “especialmente cuando la mayoría de los aspectos negativos, incluyendo la desaceleración del PIB global y de los beneficios corporativos, están más que descontados por el mercado.”, señala. Aunque, advierte que esta recuperación no es más “que un mero rebote tras la significativa corrección que se experimentó en el último trimestre de 2018”, puntúa.

En cuanto a la renta variable de Estados Unidos, la previsión de beneficios debe tenerse en cuenta, especialmente este año que se acaba el empuje de los estímulos fiscales. “Es un elemento importante en nuestro enfoque fundamental de selección de acciones, y apreciamos el hecho de que la generación de flujos de caja libre sigue siendo lo suficientemente fuerte como para cubrir tanto los dividendos como las recompras de acciones”, mantiene Shoaib. Estas han sido una fuente importante de crecimiento del BPA en la última década. “Dicho esto, estamos observando de cerca la evolución de los márgenes en los EE.UU., ya que la inflación de los salarios sigue presente en las consideraciones de los directivos de las empresas.”, determina el analista.

En Europa, asegura que la valoración es inferior a la de Estados Unidos, por el menor crecimiento de los beneficios. Aun así, señala que hay oportunidades atractivas en cuanto a la inversión en renta variable.

El experto también se muestra optimista con la renta variable de los mercados emergentes, “aunque está desapareciendo el descuento que ha presentado (frente a la renta variable de los mercados desarrollados) en la última década, lo que se debe a la sobreventa que se observó a mediados de 2018.”, explica Shoaib. De igual manera, destaca que los sectores de cosmética, lujo y ropa deportiva están comportándose con fuerza en estos mercados.

En cuanto a los sectores, “seguimos teniendo una ligera sobreponderación en los sectores en crecimiento de la industria y la tecnología”. Destacan, sobre todo el buen tono de las compañías de estos sectores dentro de los Estados Unidos.

“El mercado sigue demandando que seamos selectivos y, en términos de selección de valores, estamos prestando especial atención a la situación de la deuda y la fortaleza/debilidad del balance general.” Concluye Zafar Shoaib

Por su parte, Darrell Spence & Jared Franz, economistas de Capital Group, señalan que los “inversores deberían considerar tener en cartera compañías con balances sólidos, flujos de caja consistentes y perspectivas de crecimiento de largo plazo que puedan aguantar la volatilidad a corto plazo”, afirman. Además, destacan que, aunque entremos en una ralentización económica, hay empresas que seguirán siendo rentables. “Por eso es interesante centrarse en las empresas con productos y servicios que la gente seguirá utilizando cada día, independientemente de la parte del ciclo en la que nos encontremos.