domingo, 19 mayo 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

La renta variable seguirá siendo buena opción en 2019

La sociedad de valores Diaphanum apuesta por la renta variable emergente y estadounidense y descarta la inversión en bonos soberanos

05 de febrero de 2019. 16:00h Irene del Campo
  • Image

La sociedad de valores Diaphanum apuesta por un 2019 de ralentización económica en el entorno macroeconómico. “Los riesgos más importantes a los que se enfrenta la economía global son la guerra comercial, un brexit duro, las dudas ante la credibilidad de la eurozona o el exceso de deuda que provoca una reducción en el potencial de crecimiento y el recalentamiento de la economía de EE.UU.”, destacan.

Aun con ello, han querido señalar aquellos sectores donde la inversión puede encontrar un mejor rendimiento. Destacan, principalmente, la tesorería, la renta variable estadounidense y emergente y las inversiones alternativas. Para la renta variable europea se muestran neutrales, debido, en parte, a los riesgos políticos. Dentro de la renta variable, considera que EEUU, emergentes y temáticas tendrán mejor comportamiento.

“La tesorería se configura como un puerto seguro ante las perspectivas de la renta fija, el mejor medio para controlar la volatilidad de la cartera, preservar el valor y liquidez a la hora de esperar la llegada de oportunidades de compra”, comentan. Diaphanum apuesta también por la Renta Variable en EEUU, emergente y temática, frente a las de Europa y Japón, con visión positiva a sectores de consumo no cíclico, tecnología y, especulativamente, el sector financiero.

Para ello, explican que existe potencial de revalorización que vendría del crecimiento de los beneficios y la normalización de los multiplicadores bursátiles. La rentabilidad por dividendos está por encima de la media histórica y es muy alta si se compara con la renta fija.

Las inversiones alternativas se encuentran entre el abanico de recomendación de activos de Diaphanum, ya que se configuran como buenos sustitutivos de otros vehículos poco rentables o más caros. La entidad apuesta por los fondos de baja volatilidad y con expectativas de retorno reducido, fondos UCITS, con liquidez frecuente y transparentes en sus estrategias.

En el lado contrario, esta sociedad de valores asegura que la inversión en bonos soberanos no es una buena opción en este 2019. Aseguran que “las compras del BCE mantienen la distorsión de precios, con unas rentabilidades que no se corresponden con el crecimiento económico y la inflación”.

En el caso de los EE.UU., los bonos presentan rentabilidades atractivas, pero introducen el riesgo-divisa y la cobertura se encuentra en niveles caros. Para los bonos corporativos, la posición de la entidad es neutral. El fuerte aumento de los diferenciales de crédito le ha vuelto a dar un cierto atractivo, pero los de alta calidad todavía no encontrarán una relación retorno/riesgo atractiva.