inversion

La renta variable tendrá rentabilidad en el largo plazo

Bestinver señala que la renta variable sigue siendo atractiva, pero que ahora más que nunca hay que buscar la rentabilidad en el largo plazo.

16 DE enero DE 2019. 14:07H Patricia Malagón

img-2183_41-117735_20190116141125.jpg

Bestinver ha convocado su habitual desayuno trimestral para los medios de comunicación en Madrid. Hasta el evento han acudido Beltrán de la Lastra, presidente y director de inversiones, y Gustavo Trillo, director comercial. Ambos han comentado las rentabilidades y el posicionamiento de las carteras de los fondos de inversión que maneja Bestinver. Además, han analizado los últimos meses del mercado y han avanzado lo que prevén para este año 2019 y el escenario futuro.En cuanto a las rentabilidades, los fondos de inversión de Bestinver han presentado en su mayoría rentabilidades negativas debido a que 2018 ha sido un año extremadamente volátil, sobre todo en el último trimestre del año. Cabe apuntar que, dentro de los fondos nacionales, solo el 6% han logrado terminar en verde. Aun así, tanto Beltrán de la Lastra como Gustavo Trillo se han mostrado optimistas con el futuro y creen que la rentabilidad de las carteras se debe de medir a largo plazo.En cuanto a la volatilidad coinciden en que ha llegado para quedarse y que así permanecerá por lo menos en el en el horizonte más próximo. Beltrán de la Lastra ha declarado que para él el principal causante de esta volatilidad se debe a la política monetaria de los bancos centrales como el Banco Central Europeo y la Reserva Federal de los Estados Unidos. De la Lastra ha calificado la política de los bancos centrales como “el mayor experimento de política monetaria jamás vivido”. Considera además que, en los próximos cinco años tanto el BCE como la Fed seguirán subiendo los tipos, aunque con pequeños baches y acoplándose siempre a la realidad de las economías. Pese a ello, considera que en el horizonte del próximo lustro se tenderá a la normalización monetaria en lugar de regresar a los tipos bajos como han estado durante los últimos cinco años.En cuanto a la gestión interna de Bestinver declaran que agrupan a las compañías en cuatro grandes bloques. En el primero de ellos sitúan a las “buenas compañías” pero que tienen precios demasiado altos y que tienden a tener una rentabilidad a muy largo plazo. En segundo lugar, posicionan a las compañías calificadas como “feas”, que son las más expuestas al ciclo económico pero que, a su vez, son firmas solventes. Estas empresas se ven afectadas por la volatilidad y por medidas que puedan tomar ciertos gobiernos. Pero que, en esencia son buenas oportunidades de inversión. De hecho, Beltrán de la Lastra ha declarado que en el último año en Bestinver han optado por reducir su exposición al primer grupo, el de las compañías buenas, y aumentar la exposición a las compañías menos atractivas, pero con buen potencial. “Dentro de este grupo hay bastantes compañías ciertamente baratas y que son buenas oportunidades de inversión en el largo plazo”, concluyó el presidente y director de inversiones.En el tercer grupo incluyen a aquellas empresas malas, que se caracterizan por tener demasiado apalancamiento y riesgo de quiebra en el largo plazo. Por último, en el cuarto grupo, meten a aquellas firmas que desconocen su realidad y la evolución que puedan tener en el futuro. Un ejemplo de estas últimas es Netflix.

Por otro lado, señalan en Bestinver que a largo plazo la renta variable “seguirá siendo rentable” incluso en un panorama de ralentización económica como el que se avecina. Sin embargo, declaran que en el corto plazo hay grandes posibilidades de perder dinero en la renta variable. Por tanto, animan a los inversores a invertir con vistas al futuro.Pese al actual contexto político y económico, Beltrán de la Lastra declara que el nivel de estrés en el mercado ha subido respecto a los últimos 12 meses, pero que no es extremadamente alto. Es más, ha añadido que ni siquiera está los niveles de la crisis que se vivió en el 2003.Finalmente, en cuanto al riesgo del Brexit, de la Lastra ha señalado que será un problema que permanecerá en el tiempo y que seguirá siendo un asunto candente en la actualidad y en los mercados. Aunque, apunta a que hay pocas posibilidades de que se produzca un Brexit duro. Con este escenario, concluye el director de inversiones de Bestinver, que en el Reino Unido hay buenas oportunidades de inversión, pero al mismo tiempo hay empresas que pueden sufrir duramente las consecuencias del Brexit.

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”