inversion

La sostenibilidad y el oro, dos pilares para la diversificación

El metal dorado y la inversión con criterios ESG se convierten en dos claves fundamentales para la diversificación.

15 DE octubre DE 2020. 08:00H Patricia Malagón

8bdb02cc908d8ff345029baeea829bc2.jpg

Tener una cartera diversificada siempre es la recomendación que hacen todos los expertos financieros. Pero, en un momento como el actual, donde la incertidumbre impera en todos los aspectos, se torna aun más fundamental. Por ello, Salomé Bauzas, analista de Tressis, destaca la importancia de construir una cartera “de acuerdo con nuestro perfil y con nuestros objetivos para un momento como el actual”. 

Dentro de la diversificación destaca una categoría y un activo. La sostenibilidad parece que ha llegado para quedarse, los fondos que invierten bajo estos criterios se están comportando mejor y la pandemia ha hecho que la demanda por parte de los inversores crezca. Pero, además, una gran parte de los fondos de reestructuración van a ir a parar a este tipo de iniciativas. Por tanto, Bauzas ha destacado a este tipo de inversión como un buen elemento a tener en cuenta y a incorporar dentro de las carteras.

Por otro lado, el oro también ha recomendado tenerlo en cuenta “como elemento descorrelacionador”. El metal dorado está registrando un buen comportamiento y todo apunta a que seguirá en esta senda debido a “que los inversores lo ven como un refugio ante la inflación y, también, como un activo en el que buscar rentabilidad en un momento en el que la renta fija está ofreciendo retornos muy bajos”.

Más activos

La analista de Tressis ha señalado que la renta fija soberana “debe ser contemplada como un colchón si un inversor quiere refugiarse de las caídas del mercado”. Pero eso sí, ha otorgado esta categoría a países solventes como Alemania, Francia o Estados Unidos. “En el caso de Italia o de España los bonos soberanos no funcionarían igual por el alto nivel de endeudamiento de estos países y su particular situación”. En cuanto a la corporativa ha destacado el aumento del riesgo de impago o del temor a que se produzca esto en los bonos High Yield.

Por último, en renta variable recomienda ser “muy selectivo” porque dentro de los índices hay que tener en cuenta el factor “sectorial”. Salomé Bauzas ha querido destacar la recuperación de la renta variable emergente, ya que “principalmente un 40% de ella está representada por China, que ha dado muestras de recuperación”. Pese a todo, ve con buenos ojos los valores tecnológicos e innovadores de cara al largo plazo.

Cuatroochenta: "BME Growth será una vía más de financiación para la compañía"